Imagen de las condiciones en las que se encuentran la zona.

7

Desde la Asociación Sindical de Taxis de Formentera manifiestan malestar por el pésimo estado de la carretera de acceso a los hoteles RIU y Maryland que «desde hace años dificulta nuestro trabajo y supone un peligro real para todos los usuarios tal y como se ha demostrado recientemente con una estrepitosa caída que han sufrido unos turistas a los que prestamos servicio la semana pasada y que les ha causado lesiones de cierta gravedad», según han dado a conocer este viernes en una nota de prensa.

En la misma explican que llevan «muchos años solicitando a la administración que tomen cartas en el asunto y arreglen este tramo, pero siempre obtenemos la misma respuesta: se trata de un camino privado y el Consell a pesar de su esfuerzo por buscar una solución con los responsables no ha conseguido aun llegar a un acuerdo con los mismos».

«Nosotros los taxis como servicio de transporte público instamos tanto a los propietarios de los hoteles como a la administración, a solucionar de una vez por todas este problema, el cual, además, está siendo un perjuicio para los propios hoteles», sentencian en el escrito. Aseguran no entender «como siendo alojamientos de tanta concurrencia permiten que el acceso a sus instalaciones se mantenga año tras año en un estado tan deplorable dando una malísima imagen a sus proprios clientes».

Además, al tratarse de una vía de doble sentido en la que se permite aparcar vehículos a lo largo de la misma, queda solo un carril para entrar y salir de la zona, lo que supone un perjuicio aún mayor para todos los servicios de transporte público y un riesgo mecánico para cualquier coche.

Por último, advierten de que si «no se pone fin a esta situación nos veremos obligados a solicitar reubicación de la parada de taxis lo que supondrá que los usuarios de transporte publico que se dirijan a esta zona tendrán que recorrer más de 300m con equipaje para poder de disponer de un taxi».