Vista de la polémica pasarela ejecutada por el Consell de Formentera en s’Estany des Peix.

1

El Consell de Formentera no ha querido entrar este miércoles a valorar la denuncia presentada ante Fiscalía por la Asociación de Empresarios Usuarios del Estany des Peix por un presunto delito medioambiental por la ejecución de las obras previstas en el proyecto de regulación de este enclave, situado en el Parque Natural de ses Salines.

Desde la administración insular se limitaron a indicar que este grupo de empresarios «está en su derecho» de plantear la denuncia si lo cree conveniente, además de insistir una vez más en que «la regulación de s’Estany des Peix persigue la preservación y recuperación de este espacio natural y de volverlo a sus usos tradicionales».

El portavoz de la coalición Sa Unió, Lorenzo Córdoba, lamentó que varias administraciones, sobre todo el Consell de Formentera, estén involucradas en una denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente. «Es algo triste y que nadie lo desea», aseguró.

De cualquier forma, indicó que los hechos que se destacan en la denuncia presentada por la asociación empresarial «no son tan descabellados» ya que, según recordó, existía un proyecto ejecutivo para llevar a cabo estas obras, que es el que tenía todas las autorizaciones medioambientales «y hay una serie de cosas que no se están cumpliendo».

Lo más «vistoso» de este incumplimiento, según recalcó, «es la pasarela, que en lugar de ser flotante, tal y como indicaba el proyecto ejecutivo, está apoyada en pilares de bloques de hormigón, cono todo lo que eso significa medioambientalmente», además de suponer un cambio «sustancial» del proyecto ejecutivo y tener todos los visos de «no cumplir ni el PORN ni el PRUG» en cuanto a la forma de ejecutar los trabajos y los materiales, «que no encajan con el paisaje».
«Si se hubiesen seguido los pasos que se tenían que seguir, que es cumplir el proyecto ejecutivo que tenía las autorizaciones, la denuncia no tendría más recorrido y, seguramente, ni hubiera habido denuncia», subrayó el portavoz de la oposición.

Para Lorenzo Córdoba, lo que está pasando con las obras del proyecto de regulación de s’Estany des Peix «es un ejemplo más de lo que hace siempre este equipo de gobierno, que hace las cosas tarde y las hace mal. Si haces las cosas mal ocurren estas cosas, y no es justo para los usuarios del lago ni para los ciudadanos de la isla que se haya convertido en la forma de trabajar de este equipo de gobierno», sentenció.

Amarres

Por otra parte, desde el Consell insular aseguraron que todavía siguen con el proceso para la adjudicación de las 285 plazas para poder amarrar en s’Estany, un proceso que se tenía que haber cerrado en junio pero que todavía sigue abierto.

«Se está procediendo al requerimiento de documentación de las solicitudes», manifestaron desde la máxima institución, «porque tenían documentación que había que actualizar. y esperamos que esté resuelto lo antes posible», concluyeron sin aportar una fecha concreta.

Hay que recordar que el Consell también está en la actualidad con el proceso de modificación del proyecto de s’Estany.