Equipo de música intervenido en la fiesta en Es Cavall d'en Borràs. | Policía Local de Formentera

3

Agentes de la Policía Local de Formentera, el pasado 22 de julio, sobre las tres de la madrugada detuvieron a una persona acusada de un presunto delito de daños al mobiliario. Los primeros indicios apuntan a que el detenido iba con una cadena de hierro golpeando y destrozando vehículos y algunos establecimientos en la población de Sant Francesc.

Por otra parte, también el pasado 22 de julio, en torno a las dos de la madrugada, detuvieron a una persona por un supuesto delito contra la salud pública. El detenido fue sorprendido in fraganti por la patrulla mientras vendía un pedazo de hachís a la localidad de Es Pujols. Al detenido se le intervino otros tres pedazos de hachís y casi trescientos euros de dinero en efectivo.

También fueron denunciadas dos personas, el pasado 23 de julio en es Pujols, por conducir bajo los efectos del alcohol. En este caso, los agentes realizaron las correspondientes diligencias por la presunta comisión de un delito contra la seguridad vial.

Todos los detenidos fueron entregados a la Guardia Civil de Formentera para que se continuaran las diligencias de indagación y búsqueda oportunas.

Finalmente, esta madrugada, sobre las cuatro de la madrugada en la zona de Es Cavall d'en Borràs, se ha procedido a desalojar la playa donde estaba organizada una fiesta. En este caso, se intervinieron los equipos de música y el generador utilizados y se denunció a dos personas como organizadora de una fiesta ilegal en una zona natural protegida.

Estas actas se remitirán a la Consejería de Medio Ambiente del Consell ya la Conselleria de Medio Ambiente del Govern balear encargadas de gestionar las actas de denuncia.