La reunión de coordinación de seguridad mantenida en Formentera.

2

La isla de Formentera contará con refuerzos de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil para prevenir la organización de fiestas ilegales.

Según explicó este viernes el Consell insular en nota de prensa, este viernes se celebró una reunión de coordinación extraordinaria de seguridad en la que han participado responsables de la Guardia Civil, de Costas y de Medio Ambiente, solicitando una mayor dotación de efectivos y más coordinación para evitar las fiestas ilegales en zonas protegidas y en casas. El director general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Llorenç Mas, también asistió al encuentro.

La presidenta de la institución insular, Ana Juan, confió en que, con la presencia de la unidad y la colaboración de la Policía Local, se pueda realizar un trabajo preventivo para evitar estos eventos.

Además, exigió a Medio Ambiente que busque fórmulas «efectivas» para sancionar a los establecimientos situados en zonas naturales que permiten a sus clientes incumplir la normativa vigente, perjudicando el medio ambiente. También solicitó refuerzos de agentes medioambientales destinados en la isla, ya que, actualmente, de tres plazas en Formentera, solo una está en activo.

Desde el Consell explicaron que seguirán en marcha los dispositivos de control preventivo en es Cavall d’en Borràs, en el Parque Natural, y piden a la población que avise a las fuerzas policiales si detectan una de estas fiestas ilegales.

La institución recordó que hay una persona investigada por la Guardia Civil por desobediencia a la autoridad y por organizar una fiesta ilegal en una casa. En este sentido, es preciso recordarque el fin de semana pasado se produjeron fiestas ilegales en Cavall d’en Borràs, en pleno parque natural, y en casas de la pitiusa sur. En este sentido, el pasado 29 de julio se celebró una fiesta ilegal en Cavall d’en Borràs de la que las fuerzas de seguridad no recibieron ningún aviso en el momento de los hechos. Al día siguiente, el sábado día 30 de julio por la noche, se celebraron dos fiestas ilegales en dos casas en la zona de Cala en Baster. La Policía Local y la Guardia Civil se personaron en estas casas y extendieron un acta de denuncia en ambos casos por incumplimiento de la ordenanza municipal para la protección del medio ambiente y la salud contra la contaminación por ruidos y vibraciones.