Un instante de la reunión. | Consell de Formentera

0

El Consell de Formentera acogió este viernes una reunión de coordinación de protocolos ante posibles casos de pinchazos.

En el encuentro participaron miembros del equipo de gobierno insular, así como responsables policiales y del Hospital de Formentera.

El conseller de Bienestar Social, Rafa Ramírez, expresó el «rechazo total» a la sumisión química de la mujer, a los pinchazos o al acoso, recordando que «estas agresiones son constitutivas de delito y serán perseguidas».

El conseller de Interior, Josep Marí, subrayó la importancia de que las mujeres tengan claro que, si sufren un pinchazo, las administraciones les darán «total apoyo y atención».

Según Marí, los cuerpos policiales o el 112 seguirán protocolos para acompañar a la víctima.

En la reunión se informó    del protocolo recomendado pactado entre el Govern y los consells y que aconseja, en caso de pinchazo, alertar al personal del local o llamar al 112 o a fuerzas policiales para que intervengan.

También se recomienda acudir al hospital para realizar las correspondientes pruebas. El Consell ha trasladado el protocolo a la asociación 'Espai Dones' y a la Pequeña y Mediana Empresa de Formentera.