Imagen de un chiringuito en una playa de Formentera. | Daniel Espinosa

1

El Consell Insular de Formentera insistió este viernes en que las empresas que resultaron adjudicatarias de los servicios de playas en el año 2013 podrán continuar dicha gestión hasta que se cierre definitivamente el concurso que se está desarrollando en estos momentos para las nuevas adjudicaciones.

Según recordaron desde la institución insular, en la Comisión de Gobierno celebrada el pasado 26 de mayo se aprobó la encomienda provisional «de la gestión y explotación de los servicios de temporada de las playas de Formentera a las personas y entidades que resultaron adjudicatarias de la licitación por acuerdo de 22 de marzo de 2013».

Asimismo, continúa el acta de la sesión, «esta cesión durará hasta la finalización del procedimiento que se está tramitando actualmente para la cesión de los derechos de explotación del citado servicio de temporada en el período 2022-2027».

Esta afirmación contradice a la petición realizada por los concesionarios de playas de que se les permitiera mantener abiertos los chiringuitos más allá del mes de noviembre. En este sentido, fuentes consultadas por Periódico de Ibiza y Formentera indicaron que ambas afirmaciones sin ciertas. Por un lado el Consell ha extendido el contrato de los concesionarios hasta que se realice la nueva adjudicación, y por otro los concesionarios tienen una fecha límite de apertura debido a los permisos concedidos por la Demarcación de Costas.

«El Consell insular es quien debe solicitar a Costas que extienda el permiso de ocupación», indicaron, «y de esta forma la máxima institución podría hacernos los contratos de invierno como se ha venido haciendo en los últimos años. Lo que no es de recibo es que tengamos que desmontar en octubre para tener que volver a montar en tres o cuatro meses».

De cualquier forma, consideraron estas mismas fuentes que lo más lógico, y lo que ya han solicitado, sería que desde el equipo de gobierno suspendieran el procedimiento para la adjudicación de los servicios de playas hasta que finalice el trámite judicial a raíz de los contenciosos administrativos interpuestos por dos empresas. «Ahora lo que hay es una propuesta de adjudicación, por lo que pasase lo que pasase no habría derechos indemnizatorios. Si se adjudicaran finalmente las concesiones y los tribunales dieran la razón a las empresas que plantearon el recurso, esto sí que podría dar pie a indemnizaciones», que podrían ser muy elevadas.