Los hombres requieren más tratamientos contra las drogas y menos atención sanitaria que las mujeres

Así lo dice el Pla d'Igualtat, que revela también que las mujeres en paro tienen más estudios que los hombres

| Eivissa |

Valorar:

El Plan d'igualtat d'oportunitats elaborado por el Consell revela en su diagnóstico que los hombres necesitan más atención para curarse de drogodependencias que las mujeres y, sin embargo, ellas necesitan de más atención sanitaria en los centros de salud.

Según el plan, es muy significativo que haya una demanda sanitaria mucho más alta por parte de las mujeres en los centros de salud, ya que duplican a los hombres. «Esta diferencia puede venir dada porque en la franja de edad fértil de las mujeres la atención es mucho más intensa que para los hombres», indica el diagnóstico, que también recuerda que hay más mujeres mayores de 60 años que hombres.

Sin embargo, los hombres necesitan mucha más atención que las mujeres en materia de drogodependencias. Tanto en el Centre d'Atenció a les Drogodependències como en Projecte Home más de un 80 por ciento de los usuarios son hombres. «Se confirma así el hecho de que los hombres realizan conductas de riesgo en un número muy superior a las mujeres», indica el estudio.

Servicios sociales

Pese a que las mujeres son las que más se dirigen a pedir ayuda a los servicios sociales, el sector 'mujer' no ocupa más del 10% de la demanda, ya que son ellas las que acude normalmente acompañando a sus hijos o en nombre de la familia.

Por otro lado, son las mujeres las que más cobran la Renta Mínima de Inserción, una ayuda destinada a personas sin recursos. El perfil de los que perciben esta prestación corresponde mayoritariamente a familias monoparentales encabezadas por mujeres, personas en riesgo de exclusión social y familias de origen inmigrante. De 2007 a 2008 se ha duplicado el número de mujeres que la reciben. Sin embargo, son los hombres los que más acuden a programas de atención para personas en riesgo de exclusión social de asociaciones como Cáritas, Deixalles y Cruz Roja, así como el Centre d'Acollida del Ayuntamiento de Eivissa.

El diagnóstico también recoge las cifras de violencia de género, que aumentan año tras año. En 2008 las denuncias ante el Juzgado superaron el medio millar y hubo 291 peticiones de órdenes de protección. Las mujeres víctimas tienen mayoritariamente entre 31 y 40 años, seguidas muy de cerca de las de 18 a 30.

En cuanto al mercado laboral, tradicionalmente ha habido más paro femenino, pero en 2008 el desempleo masculino aumentó casi diez puntos. Esto se debe a la crisis de la construcción, un sector altamente masculinizado. El diagnóstico destaca también que las mujeres en paro tienen unos niveles de estudios superiores a los hombres, por lo que se deduce que «el género es un condicionante para encontrar trabajo».

2008 se cerró con 10.689 demandantes de empleo, de los cuales una mayoría son mujeres, aunque con un nivel más bajo que en 2007, causado por el aumento del paro masculino. Según el diagnóstico que hace el Pla d'igualtat, un indicador de las desigualdades es la segregación de profesiones. Para hombres las ocupaciones más demandadas son camarero y albañil. Las más solicitadas por las mujeres son personal de limpieza, dependienta y camarera. En las asociaciones empresariales cada vez hay más usuarias femeninas.

El diagnóstico también incluye un cuestionario interno a los trabajadores del Consell, en el que destaca que las mujeres consideran que hay menos igualdad que los hombres. Pese a que en esta institución trabajan más mujeres que hombres, hay más hombres que cobran entre 45.000 y más de 65.000 euros anuales.

Ellas maestras y ellos informáticos

La proporción de estudiantes en Eivissa es de 51% de hombres y 49% de mujeres, excepto en bachillerato y formación profesional de grado superior, donde hay más mujeres. Ellas se suelen decantar por la formación profesional en educación infantil o gestión administrativa y ellos por la informática, las telecomunicaciones o por el montaje y el manteniemiento de instalaciones de frío y calor. En cuanto a estudios universitarios, las mujeres se decantan más por las letras y los hombres por las carreras técnicas. En la Escola d'Adults, la Escola Oficial d'Idiomes o el Conservatorio la proporción de mujeres es mayor y alcanza un 69%.

Más universitarias. En la sede de la UIB en Eivissa y en la UNED de las Pitiüses hay mayoría de mujeres.

Se sindican diferente. Las mujeres son mayoría en sindicatos como STEI. USO y CSI-CSIF. Sin embargo, los hombres son más en CCOO y UGT y suelen ocupar los cargos directivos.

Población. En Eivissa hay un 52% de hombres y un 48% de mujeres. Los hombres son mayoría en todas las edades hasta los 64 años. A partir de ahí las mujeres son mayoría, ya que son más longevas.

Mercado laboral.Un gran número de mujeres que quieren incorporarse al mercado laboral, pero debido a los problemas que encuentran para encontrar trabajo y conciliar la vida laboral y familiar, optan por la autoocupación.

Cobran más. En el Consell hay más mujeres que hombres, pero entre los que cobran más hay más hombres.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.