13

La gestora de la Federación Socialista de Eivissa (FSE-PSOE) sigue con su frenética actividad de apertura de expedientes disciplinarios. Ahora le ha tocado el turno otra vez al crítico Antonio Roldán, que ya está suspendido de militancia y cuenta con un expediente abierto por hechos relacionados con la anulación del congreso. Esta vez la FSE le ha expedientado por «orquestar una trama» para «dañar la imagen del PSOE y a determinados cargos socialistas dándole publicidad en prensa». Esto, según la gestora, supone varias infracciones graves y muy graves del reglamento.

La FSE sostiene que Roldán se puso en contacto vía telefónica con el pastor de la Iglesia Evangélica José Mª Rodríguez diciéndole que tenía que quedar con él porque necesitaba que le hiciera un favor, ya que lo querían echar del partido. Según la gestora, quedaron el 29 de mayo, a las 11,00 horas, en el centro social de Cas Serres. Allí Roldán se presentó con otros militantes socialistas y le dijo a Rodríguez que firmara una carta, que el pastor no podía leer porque no llevaba sus gafas. Roldán le explicó, todo según la versión de la gestora, que la misiva hacía referencia a un intento de afiliación al PSOE de 35 fieles de la Iglesia Evangélica en 2008 con el fin de ganar el congreso, pero le aseguró que no contenía referencias a personas concretas y que solo la iba a usar de forma interna.

Según la FSE, Rodríguez firmó la carta, que hacía referencia a una reunión mantenida en enero de 2008 a petición del presidente de la gestora, Joan Boned, y en la que también habrían estado presentes, además del pastor, el entonces presidente Xico Tarrés y la consellera Patricia Abascal, todos ellos del sector oficialista. En esa reunión los oficialistas habrían pedido al pastor que se afiliara a gente de la iglesia sin necesidad de pagar cuota para ganar el congreso. En la carta también se dice que a raíz de ello se llevaron a cabo 35 afiliaciones en la agrupación de Vila. Según la FSE, tras la carta Roldán sacó otro escrito a Rodríguez en el que se decía que Lurdes Costa, entonces alcaldesa de Vila, le ofreció 15.000 euros a cambio de unos votos que le ayudaran a ganar las elecciones. La FSE recuerda que la carta firmada por el pastor salió publicada en prensa y posteriormente Rodríguez desmintió su contenido «reconociendo que había sido engañado por Roldán».

Sobre este asunto, Roldán manifestó que no se le ha dado audiencia para explicar su versión y aseguró que las acusaciones son mentira. Mantiene que los oficialistas intentaron hacer esas 35 afiliaciones y que sobre ello hay documentación en la federación, porque posteriormente se detectó que había cosas raras, como que solo había una cuenta corriente para siete de ellos. Finalmente Madrid las anuló.

El otro expediente abierto contra Roldán es por sus declaraciones en prensa y en la TEF, que «pueden menoscabar la imagen y el prestigio» del partido y sus cargos. En ambos casos el instructor será el miembro del PSIB Antoni Diéguez.