Imagen de archivo de docentes preparando el curso pasado. | Teresa Ayuga

2

Los profesores y maestros de las Islas regresan hoy al trabajo para preparar un curso que se presenta complicado y cargado de tensión, un año en el que serán menos, cobrarán menos y trabajarán más horas.

Al menos los sindicatos han renunciado, por ahora, a convocar una huelga de docentes, tal como anunciaron al final del pasado curso, tras el compromiso de la Conselleria d´Educació de rebajar la cifra de interinos que se recortan. De esta forma, el curso 2012-2013 contará con 500 profesores y maestros menos que el anterior, frente a la rebaja de los 600 que se fijó por las medidas de ahorro del Govern.

Pero la merma de recursos humanos no es la única dificultad con la que se van a encontrar los profesionales de la enseñanza en las Islas. Estos cobrarán menos, también como medida de ahorro, tanto en los centros públicos como concertados y los profesores de Secundaria, además, trabajarán más horas por semana: una media de 20 frente a la media de 18 vigente hasta ahora.

Además los problemas económicos van a condicionar el desarrollo del curso en cada centro. La Conselleria aún debe, tanto a colegios públicos como concertados, varias mensualidades y les ha rebajado cerca de un 10 por ciento la partida destinada a gastos de funcionamiento. Por tanto, hay menos dinero y a eso se suma la subida del IVA del material escolar desde septiembre, con lo que a lo largo del año deberán pagar más caro el material que compren.

Y luego deberán enfrentarse al reto, en el caso de los maestros de Infantil y de primeros cursos de Primaria, de poner en marcha la libertad de elección de primera lengua de enseñanza. Los colegios todavía no saben bien de qué forma se aplicará ni sin contarán con los recursos necesarios.

La campaña de reivindicación de la lengua catalana, puesta en marcha el curso pasado mediante la colocación de lazos en las fachadas de muchos centros, continuará el nuevo año escolar, pero la Conselleria no está dispuesta a ceder y ya prepara una ley para impedir estas acciones. La polémica está asegurada.

Por lo demás, estos primeros días de septiembre, hasta el día 13 que llegarán los alumnos, los docentes ultiman la organización y calendario del curso y también realizarán los exámenes de septiembre con los alumnos de Secundaria a los que les quedó alguna materia suspendida en junio.