0

El Ayuntamiento de Sant Joan ha abierto un expediente urbanístico al Obispado de Eivissa y Formentera por la construcción sin licencia de un parapeto de dos metros sobre el techo de la casa parroquial de Sant Joan, en el entorno de protección de la iglesia declarada Bien de Interés Cultural (BIC). El alcalde, Antoni Marí Marí Carraca, explicó ayer que este expediente también prevé «la reposición de la legalidad urbanística».

Las obras no solo exceden el permiso urbanístico concedido al Obispado sino que también incumplen la autorización concedida por el departamento de Patrimoni del Consell, que había dado su visto bueno para un cambio de tejas y saneamiento de muros.

En este sentido, el Consell informó que ha abierto diligencias previas, y que está a la espera de un escrito del Ayuntamiento de Sant Joan y de otro que debe presentar el promotor de los trabajos. «En todo caso, se pedirá la restitución de la obra a su estado original y el eventual expediente se abrirá, en su caso, en cuanto finalice la fase de recopilación de información», informó la máxima institución insular.

Respuesta
El alcalde de Sant Joan criticó el comunicado remitido por el concejal José Luis Rodríguez al que acusó de «afán de protagonismo». Según Carraca, los aspectos que denuncia de Rodríguez, quien critica que las obras aún no se han demolido y que asegura que se ha presentado un «boceto» al Ayuntamiento para rebajar la altura del parapeto y no para derruirlo, serán resueltos por los técnicos a través del expediente de disciplina urbanística. «Y estamos hablando de unos plazos que marca la ley, no me los estoy inventando yo en absoluto», añadió el primer edil, que acusó a Rodríguez de «mandar una nota de prensa para hacer demagogia pura y dura». «La conclusión será a la que llegue el expediente y ya está», concluyó Carraca.