Imagen de la fachada del histórico hotel de Vila. | ultimahora.es

0

La ponencia técnica del Pepri (Plan especial de protección y reforma interior) del Ayuntamiento de Eivissa ha rechazado la posibilidad de que se puedan instalar usos comerciales en el hotel Montesol. De esta forma, el Consistorio descarta cualquier posibilidad de que en este edificio histórico se lleve a cabo otro uso que no sea estrictamente el de hotel.

Todo viene a raíz de una solicitud de información presentada en noviembre sobre compatibilidad de usos de este edificio y a la que se ha respondido de forma negativa. La ponencia recuerda que este inmueble tiene una conservación de grado 1 según el artículo 101 del Pepri de sa Penya, la Marina y la zona del Eixample. En este caso, se protegen los edificios de carácter singular y de un importante valor arquitectónico. Hay algunos en los que el uso está estrechamente ligado a su concepción arquitectónica, como por ejemplo el hotel Montesol o el Teatro Pereira. En el artículo 109 se dice que la inclusión de un edificio dentro del grado 1 de conservación supone «el mantenimiento de su uso actual». Por eso se concluye que los usos planteados «no son compatibles».

[Más información en Kiosko y Más y en la edición impresa]