En la sede de Vila hubo mucha afluencia de votantes durante toda la jornada

0

A las diez de la mañana, ya había gente esperando en la sede del PSOE en Vila para poder votar y elegir a la candidata del PSIB-PSOE en las elecciones autonómicas del año que viene. «A mí me parece muy acertado que se abra la votación a todo tipo de personas, así tendría que ser en todos los partidos. Nosotros, todos, somos los que tenemos que elegir, no sólo los militantes, porque hay muchos intereses de por medio y pienso que así es una manera más democráctica de poder elegir», afirmó Mónica Roselló, simpatizante del PSOE, quien precisó que siempre ha votado en todas las elecciones.

Precisamente, la apertura política fue lo que ensalzó el secretario general del partido, Vicent Torres, que acudió a votar a Vila pasadas las 11,15, después de compartir un café en Sant Josep con Josep Marí Ribas Agustinet. «Es un gran día para los socialistas porque hemos dado un paso adelante muy importante y esto es muy ilusionante. Hoy estamos escogiendo a la que será la próxima presidenta de Balears y esto es muy importante. Con este proceso, el PSOE demuestra una transparencia brutal», precisó Torres, quien afirmó no estar nervioso, pero sí «orgulloso y satisfecho porque ves incluso gente que por diversas razones había estado alejada del partido durante años y ahora ha vuelto». Después de votar, Torres continuó su recorrido por los centros de Sant Joan y Santa Eulària. «Hoy es un día para estar activos, sin duda», apostilló. La portavoz del PSIB-PSOE, Pilar Costa (pro Francina Armengol) sí que reconoció estar «con los nervios normales, sobre todo para que todo salga bien» y recalcó que, independientemente del resultado, «hemos ganado todos». La portavoz del PSIB-PSOE reconoció que el de ayer, no era un día para disfrutar del relax a pesar del día de verano que hizo. «Tengo niños pequeños y estoy acostumbrada a madrugar y no parar. Viene bien salir de la rutina», precisó.

El portavoz del PSOE-Pacte en el Consell, Xico Tarrés, fue el siguiente en votar y afirmó estar «muy contento» porque ayer fue «un día histórico que dentro de unos años podremos recordar que participamos en unas elecciones donde la democracia se hizo más grande». Tarrés explicó que en los «muchos» años que lleva en política, «nunca nadie me ha escuchado criticar el proceso interno de elección de un partido porque soy muy respetuoso. Cuando hay partidos que quieren influir de manera negativa en lo que hacen otros partidos se trata de gente que trabaja en contra de la democracia», señaló.

Si bien muchos de los que acudieron a votar mostraron su satisfacción por la apertura en estas elecciones, también hubo críticas. «A mí me parece ridículo porque si es una cosa interna del partido lo tienen que arreglar entre ellos. Es absurdo que venga gente de la calle», expresó un joven que prefirió no dar su nombre y afirmó no ser ni simpatizante ni militante del partido.

El ajetreo de votantes que iban y venían de la sede en Vila, donde había censadas 649 personas, contrastó con la tranquilidad de Sant Joan, con 67 personas inscritas. «Aquí todos somos una familia. Está siendo una mañana muy tranquila», señaló José Torres Torres Paret, secretario general del PSOE en Sant Joan, donde Miguel Cantallops y Elu Casanovas se encargaron de preparar una torrada para medio centenar de personas. «La hemos hecho para activar a la gente y que no se queden en casa», precisó Paret. En la mesa electoral, Joan Carles Rodríguez, Toni Escandell, Juan Carlos Martínez, Javier Marí y Alan Ripoll comentaban que estaban viviendo la jornada «con mucho humor y siguiendo cómo van las votaciones en el resto de municipios», además de criticar «el estado de abandono» que vive Sant Joan por parte de su alcalde, el también conseller d’Agricultura, Antoni Marí Carraca.