Mariam Bachir en los Goya. | GDG/GJB

2

‘La isla mínima’, de Alberto Rodríguez, arrasó la noche del sábado en los Premios Goya al llevarse diez estatuillas, entre ellas las de mejor director, película, guión y actor protagonista, en una edición en la que brilló con luz propia la actriz de origen saharaui Mariam Bachir, que lució un espectacular diseño de la ibicenca Charo Ruiz.

El thriller de Alberto Rodríguez ambientado en las marismas del Guadalquivir culminó así una temporada de éxitos, mientras que su principal rival, ‘El Niño’, de Daniel Monzón, se tuvo que conformar con premios más técnicos, cuatro en total: dirección de producción, sonido, efectos especiales y canción, para India Martínez.

Detalles

Mariam Bachir, la joven protagonista de ‘El Niño’, de tan solo 25 años, fue una de las grandes atracciones en la alfombra roja con su espectacular vestido de Charo Ruiz y joyas de Elisa Pomar. Finalmente optaron por el negro en un sensual diseño de encaje con un escote asimétrico salpicado de atrevidas transparencias –similares a las que lució Cristina Pedroche en la Nochevieja de La Sexta– que dejaron al descubierto el cuerpo de la actriz de origen saharaui. Bachir y Ruiz iniciaron hace dos semanas en el taller de Sant Jordi su particular carrera hacia los Goya.

Pero no sólo la moda pitiusa salió a relucir durante la ceremonia. El cómico Dani Rovira, conductor de la gala, hizo una parodia con tópicos hirientes sobre Eivissa haciendo referencia a beach clubs, afters, famosos y drogas. En su chiste fácil, Rovira presagia una isla poco menos que destrozada por los excesos. La broma no ha sentado nada bien a muchos ibicencos y residentes en la isla. Anónimos y políticos de unas y otras formaciones expresaron su malestar por las palabras del actor a través de las redes sociales.