0

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Palma ha denegado al Consell y Ayuntamiento de Vila la solicitud de suspensión temporal del procedimiento judicial por las tarifas de uso de la estación de autobuses de Vila.

La denegación se produce al entender que esta paralización supondría un perjuicio tanto para el interés general de la ciudadanía como para Sociedad Gestora Cetis, que ganó el concurso para construir y explotar la instalaciones.

Según explica en un comunicado Cetis, el juzgado rechaza la solicitud que en su momento presentaron tanto el Consell como el Ayuntamiento, que alegaron se encontraban en negociaciones para solucionar el conflicto que ambas instituciones mantienen por el uso de la estación, desde que el Consell ordenara su cierre en noviembre de 2013.

El pasado diciembre, el mismo juzgado ya rechazó por los mismos motivos, la suspensión solicitada también por ambas administraciones del contencioso sobre el decreto de apertura.

Las tarifas de uso de la estación de autobuses de Vila fueron aprobadas por el pleno del Ayuntamiento de la ciudad en febrero de 2013, posteriormente, recurridas por el Consell, al entender que existía una invasión de competencias por parte del consistorio.

El ayuntamiento permitió abrir las puertas de la estación de autobuses en junio de 2013, aunque cerró cinco meses más tarde por orden del Consell de Eivissa.