El candidato de MÉS a la Presidencia del Govern balear, Biel Barceló, ha considerado este miércoles que el «problema» para pactar un gobierno de izquierdas es que «evidentemente la guerra abierta entre Podemos y PSOE a nivel estatal se está trasladando a Baleares y ésta dificultando este acuerdo». | Joan Torres

34

El candidato de MÉS a la Presidencia del Govern balear, Biel Barceló, ha considerado este miércoles que el «problema» para pactar un gobierno de izquierdas es que «evidentemente la guerra abierta entre Podemos y PSOE a nivel estatal se está trasladando a Balears y ésta dificultando este acuerdo».

Con ocasión de una entrevista concedida a TV3, Barceló ha argumentado que las dos formaciones tienen la «vista» puesta en las elecciones generales de noviembre y sus «estrategias electorales» a nivel estatal se están «trasladando a nivel autonómico», tanto en Balears como en el caso de la Comunidad Valenciana.

«Estamos intentando hacerles ver -ha afirmado- que estas estrategias estatales no son lo importante; nos jugamos el futuro de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera; por tanto, Podemos y PSIB deben olvidar estas guerras entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez».

El político nacionalista ha dicho que no se puede acudir a una mesa de negociación con una «propuesta cerrada que la otra parte no puede aceptar».

El líder de MÉS ha reconocido que, en estos momentos, el problema para cerrar un acuerdo de gobierno autonómico es que los socialistas quieren que Francina Armengol presida el Govern al disponer de más diputados que Podemos y MÉS, mientras que Podemos se opone a que el PSIB esté al frente de la comunidad.

Por «ahora», ha comentado Barceló, no está sobre la mesa un gobierno en minoría PSIB-MÉS, pero es una «posibilidad», aunque la apuesta de MÉS es un gobierno tripartito de la izquierda.

También se podría estudiar, si es el caso, un Govern balear presidido dos años por PSIB y otros dos por MÉS, aunque esto «nunca» ha sucedido en Balears.

Barceló ha insistido en que su partido no ha puesto ninguna condición para llegar a un pacto salvo que éste sea «plural», y se ha mostrado convencido de que este problema se solucionará y las tres formaciones gobernarán conjuntamente en Balears.

En todo caso, la «obligación» de la izquierda balear es llegar a un pacto. Sus votantes «no entenderían de ninguna manera» que no se lograra, ha subrayado Barceló, que ha calificado de «histórica» la mayoría parlamentaria de 34 diputados conseguida por socialistas, MÉS y Podemos tras «cuatro años nefastos» del Govern del PP.

El diputado electo ha destacado el amplio acuerdo programático al que han llegado los tres partidos, como en la derogación de iniciativas del PP como el decreto del Tratamiento Integral de Lenguas (TIL) o la ley de símbolos.

Sobre la implantación de la ecotasa, Barceló ha dicho que su aprobación es «indispensable» y que el fin es que la recaudación -unos 100 millones de euros anuales- sea destinada a los municipios de las islas y la mejora del medioambiente. El objetivo es que lo paguen todos los turistas y no sólo los que se alojan en los hoteles.

MÉS tampoco renuncia a que PSIB y Podemos se comprometan a que el Gobierno central mejore sustancialmente la financiación de Balears. Según ha señalado, mañana se celebrará una nueva reunión oficial de los tres partidos en la que se tratará el organigrama y los equipos del nuevo Govern.