La consellera de Salut, Patricia Gómez, durante su intervención en el Parlament. | Joan Torres

0

La consellera balear de Salut, Patricia Gómez, avanzó ayer en sesión parlamentaria que el Govern está estudiando la posibilidad de construir «una residencia o un hospedaje de manera más definitiva» para los enfermos que necesiten desplazarse al hospital de referencia de Son Espases, en Mallorca, desde las otras islas. «Nos preocupan las personas y somos muy sensibles y conscientes de la situación de vulnerabilidad que supone estar enfermo y, además, tenerse que desplazar, tanto para la persona como para la familia», señaló la consellera.

Gómez contestaba así a la diputada por Formentera, Sílvia Tur, que durante su intervención había señalado que en 2014 se produjeron 18.822 traslados desde Menorca y las Pitiüses a Son Espases, unos pacientes que sólo reciben 36 euros por persona y día para cubrir el alojamiento y media pensión en caso de que estén «dos noches como mínimo». De esta forma los únicos recursos gratuitos, según Tur, son los que ofrecen las asociaciones Aspanob y la Asociación contra el Cáncer de Balears. «Son numerosas las quejas de los pacientes sobre las condiciones de maquillada gratuidad de Can Granada», denunció Tur, donde se «penaliza a los pacientes que acuden solos». En este sentido, la consellera Gómez aseguró que se revisará el convenio con este centro, que se firmó durante la pasada legislatura, «porque es totalmente injusto» y señaló que la intención del Ejecutivo balear es incrementar las ayudas a los desplazados «cuanto antes» a pesar de «las dificultades esconómicas».

Además, se está trabajando con los servicios médicos para que los facultativos se desplacen a las Pitiüses y Menorca más a menudo y, de esta manera, evitar que lo tengan que hacer los pacientes. «Es mucho más económico, tanto a nivel de dinero como socialmente», señaló Gómez, quien afirmó que en un futuro se ampliará hasta las 24 horas el horario del avión-ambulancia que, en la actualidad, sólo está disponible durante 12 horas.

Búnker

Por otro lado, Patricia Gómez no quiso responder al diputado de Podemos Aitor Morrás, que le preguntó por la estanqueidad del búnker para la radioterapia de Can Misses. Morrás señaló que el Movimiento Pitiuso Pro Radioterapia tiene «serias dudas» de que a través del suelo «no se filtre agua por no estar aislado correctamente». «Nuestra voluntad es ofrecer los servicios con todas las garantías de seguridad», señaló Gómez.