Sanidad - Nuevo servicio en Eivissa

El hospital Can Misses ya ha realizado las dos primeras consultas de radioterapia

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Fernando Barturen (a la izquierda), ayer, junto al oncólogo radioterapeuta y el radiofísico del servicio.

Fernando Barturen (a la izquierda), ayer, junto al oncólogo radioterapeuta y el radiofísico del servicio.

22-12-2015 | DE

Después de tantos años de espera, Eivissa ya cuenta con un servicio de radioterapia en la isla. Las primeras consultas del hospital Can Misses ya se han realizado y la previsión es que el primer tratamiento se haga a principios de año, a partir del lunes 11 de enero. El doctor Fernando Barturen, gerente de la UTE formada por Policlínica Miramar y Juaneda (concesionaria del servicio), explicó que la previsión era empezar las consultas hoy, pero se han adelantado a petición de los pacientes para «su mayor comodidad», ya que «por las fechas que eran» o se iban fuera o tenían más disponibilidad de la familia.

En concreto, el primer paciente se atendió el lunes y el segundo, de Formentera, ayer por la mañana. Ambos en las consultas de oncología del hospital Can Misses, ya que las de radioterapia se están ultimando, a falta de pintar y colocar los muebles. No obstante, los siguientes 13 pacientes programados ya se les verá en las nuevas instalaciones a partir del martes de la semana que viene.

Adiós a los traslados

Según explicó Barturen, estos pacientes «ya se tratarán íntegramente en Eivissa» y, a partir de enero, se evaluará junto a la coordinación autonómica de radioterapia «los tratamientos que tienen en marcha y que se pueden trasladar aquí siempre que sea óptimo». «Salvo una urgencia que surgiera ahora, la intención es que ya no se trasladen nuevos pacientes a Son Espases porque está unidad ya está operativa», insistió Barturen, que destacó que los primeros pacientes «están encantados de poder hacer todo el ciclo de tratamiento en Eivissa». En este sentido, señaló que «es una excelente noticia que para estas Navidades, la isla tenga disponible una tecnología de este tipo». Con la puesta en marcha del servicio, Barturen apuntó que, por un lado, «los pacientes que se trasladaban a Palma, ahora se tratarán más rápidamente y con mayor comodidad» y, por otro lado, «habrá un grupo importante de pacientes que antes no se podían tratar porque no estaban en condiciones físicas de ser trasladados y ahora se podrán beneficiar del servicio».

El gerente de la UTE recordó que desde que empieza el proceso con un estudio del comité de tumores hasta que se hace la primera sesión de radioterapia, el tiempo medio en Balears es de un mes, pero que en Eivissa aspiran a reducirlo a quince días.

Por otra parte, también destacó la «ilusión» que hace esta nueva maquinaria de «última tecnología» a los profesionales, ya que tienen «una posibilidad terapéutica más y una herramienta que les da una mayor flexibilidad con los tratamientos, además de participar más en la toma de decisiones».

Falta la inspección final

El nuevo servicio de radioterapia está formado actualmente por cinco personas «que viven ya en Eivissa» (un técnico de imagen, dos técnicos de radioterapia, un radiofísico y un médico especialista en radioterapia) y están a la espera de incorporar otro técnico, un auxiliar de administración y un enfermero. Además, contarán con un equipo de apoyo de Palma.

Después de entregar la semana pasada toda la documentación al Consejo de Seguridad Nuclear, la concesionaria aún está a la espera de la inspección final para poner en marcha el servicio. Según explicó Barturen, en un principio basta con la inspección del delegado territorial en Balears, pero se ha decidido contar también con la participación de un técnico de Madrid, lo que puede retrasar «ligeramente» este trámite porque «tienen que cuadrar las vacaciones las dos personas». No obstante, aseguró que no retrasará las primeras sesiones. «Es una inspección menor de un día, en el peor de los casos se retrasará una semana más», apuntó.

La inversión total realizada es de siete millones entre el servicio de Eivissa y Menorca. En Can Misses estaba previsto destinar unos 3,5 millones, aunque finalmente ascenderá a casi cuatro. Por un lado, porque se han comprado elementos informáticos que se compartirán con Menorca y, por otro, porque se ha adquirido un sistema de climatización «propio», porque el de Can Misses tiene «problemas» para garantizar el enfriamiento de la zona de radioterapia, sobre todo en los meses de verano.

LA NOTA
Carmen Tur: “La lotería es la pedrea y la radioterapia, el gordo”

Las asociaciones contra el cáncer mostraron ayer su satisfacción por el inicio de las consultas de radioterapia. La promotora del Movimiento Pitiuso Pro Radioterapia, Carmen Tur, aseguró que “después de ocho años reivindicando algo tan básico, ahora estamos contentísimos”. “Entre la lotería que ha tocado en Eivissa y la radioterapia, son dos premios. Uno la pedrea y el otro el gordo”, afirmó. Por su parte, el dermatólogo Luís Cros también dijo estar “contento”, aunque lamentó que nadie se haya puesto en contacto con ellos para informarles sobre el estado del servicio. En este sentido, Barturen mostró su “absoluta disponibilidad” a enseñar las instalaciones y pidió disculpas por si “no hemos tenido esa sensibilidad”. “Es un logro que nace del esfuerzo de las asociaciones”, destacó

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.