3

El Partido Popular de Eivissa ha mostrado su total rechazo al método escogido por el Govern Balear para eliminar las cabras en el islote de Es Vedrà y dejar los cadáveres allí contraviniendo la Ley 8/2003 de Sanidad Animal, una medida que han calificado de 'excesiva' y que ha generado un auténtico rechazo social, "hiriendo las sensibilidades de muchos ciudadanos de Ibiza que no entienden cómo es posible que la administración lleve a cabo estas medidas tan drásticas para solucionar un problema para el que podría, sin duda, haberse tomado en consideración otras alternativas".

Los populares se preguntan "¿Qué informes y estudios de alternativas han avalado la decisión adoptada por la Conselleria Balear de Medi Ambient? ¿Ha preguntado la Conselleria cómo se ha hecho siempre para dirigir la manada de cabras al 'corralador vermell' u otros 'corraladors' donde poderlas capturar para su traslado a tierra y su sacrificio en el matadero?"

En una nota de prensa argumentan que "es evidente que son necesarias medidas de control de la superpoblación de cabras y salvaguardar el equilibrio del ecosistema de Es Vedrá pero de una Administración Pública se espera una cierta mesura y sensibilidad".

Las más de 12.000 firmas recogidas ya, este domingo por la tarde, pidiendo la dimisión del conseller insular de Medi Ambient, Miquel Vericad, y de la directora de Espais Naturals de la Conselleria de Medi Ambient del Govern, Caterina Amengual, demuestran, a juicio de los populares, "la dimensión que ha adquirido este lamentable hecho que refleja los pocos miramientos de un gobierno que se las da de 'ecologista' pero que no duda en emplear métodos que ponen en tela de juicio su sensibilidad medioambiental".

Ante esta situación, el Partido Popular de Eivissa ha avanzado que los diputados populares ibicencos preguntarán en el parlament al conseller de Medi Ambient, Vicenç Vidal, por el exterminio de las cabras de Es Vedrà ordenado desde su conselleria, exigiendo el cese de la Directora General de Espais Naturals i Biodiversitat y además pedirán en el pleno del Consell de Eivissa, que el conseller insular, Miquel Vericad, dé las explicaciones oportunas.

"Es un gobierno que se llena la boca diciendo que habla en nombre de la ciudadanía pero, cuando la ciudadanía clama contra ellos, hacen caso omiso y oídos sordos. Ya más de 12.000 firmas piden el cese del Conseller insular de Medi Ambient y de la Directora General del Govern, en tan sólo dos días, y va subiendo la cifra, por lo que deberían asumir responsabilidades y marcharse a su casa", aseguran desde el PP de Eivissa.

Para los populares, con este caso, se demuestra "la doble vara de medir del gobierno progresista que se llena la boca diciendo que hay que conocer la opinión de la ciudadanía, que hay que hacer caso a la gente, y a la primera de cambio desoyen la voz de los ciudadanos y toman medidas drásticas, sin preguntar a nadie pero eso sí, amparadas en el despotismo ilustrado de algunos que piensan que los ciudadanos no entienden de estas cosas".