Uno de los vehículos del Parque Insular de Bomberos actuando en una incendio forestal. Foto: TONI ESCOBAR

0

El Consell d’Eivissa y los cinco ayuntamientos de la isla han convenido que la mejor opción para incrementar el número de bomberos del Parque Insular dada las restricciones de la Ley Montoro en cuanto a aumento de personal se refiere sería crear un nuevo marco jurídico, es decir, una mancomunidad. «En breve se les pasará (a los ayuntamientos) una propuesta para trabajar durante el año que viene en este nuevo modelo jurídico y ver cómo se establecen las nuevas cargas financieras y los mecanismos de colaboración y cooperación», apunta el conseller de Medi Ambient, Miquel Vericad.

Desde el Consell d’Eivissa recuerdan que esta solución ya se puso sobre la mesa en un Consell d’Alcaldes y que las reticencias iniciales de los ayuntamientos han desaparecido ya que «han entendido que este crecimiento del parque de bomberos tiene que pasar por este cambio jurídico», según Vericad. Si los plazos se cumplen según lo previsto por el Consell, la mancomunidad podría entrar en funcionamiento en el año 2018. Mientras, la máxima institución insular se ha comprometido a ampliar la plantilla de los bomberos en cuatro agentes más cada año.

En la actualidad, el cuerpo de bomberos de Eivissa está formado por 36 agentes, un parque «que está muy bien para una ciudad pequeña como Burgos o Ciudad Real, pero que no da abasto a una isla turística con 3,5 millones de visitantes en verano», apunta el conseller de Medi Ambient, ya que «es muy difícil abordar con seguridad tres incidentes simultáneos o uno catastrófico», la gran preocupación de las instituciones.

Semanas atrás los bomberos de Eivissa señalaron que para garantizar un buen servicio sería necesario triplicar la plantilla. A día de hoy, este servicio de emergencias dispone únicamente de seis efectivos por turno para hacer frente a una media de entre dos y tres intervenciones diarias, aunque en la práctica únicamente actúan cuatro agentes teniendo en cuenta que el quinto conduce el vehículo y el sexto se queda en el Parque Insular atendiendo la emisora.

LA NOTA

Plantilla envejecida y con carencia de material

Un informe del departamento de Medi Ambient del Consell d’Eivissa constata las carencias materiales y de personal de los bomberos de Eivissa, “con una plantilla muy envejecida, con problemas de renovación y jubilaciones muy próximas, además de la falta de oposiciones durante muchos años”, apuntó el conseller Vericad, quien destacó que a finales de este año “sacaremos unas oposiciones para estabilizar las plazas de interinos”.

En cuanto a los medios materiales, este año se llevará a cabo la compra de un nuevo vehículo autoescala y un vehículo para el grupo de rescate vertical, mientras que para 2017 se prevé adquirir un vehículo de extinción de incendios con un eje más estrecho para que pueda pasar por calles como las de Dalt Vila, el Puig de Missa de Santa Eulària o el núcleo urbano de Sant Antoni.