Entrada principal del Hospital Can Misses, en la imagen.

0

El hospital Can Misses de Ibiza ha recurrido a una empresa externa de telerradiología, denominada Atrius Health, para paliar el problema que se está ocasionando por la falta de radiólogos en el centro público con el aumento de la carga de trabajo. El hospital cuenta con seis radiólogos en su plantilla y necesita la contratación de otros cuatro para hacer frente a toda la presión. El hospital reconoce que la actual plantilla «no es la idónea para afrontar la carga de trabajo».

El portavoz del Área de Salud explicó que la empresa, que colabora con los hospitales de Manacor y Menorca, «tienen un pool de radiología con mucha agilidad a la hora de resolver los informes por vía telemática». De este modo se pueden agilizar las pruebas como TAC y resonancia magnética. La colaboración con la empresa empezará la semana próxima.

De hecho, desde finales del año pasado, Can Misses cuenta con el anillo radiológico que permite que los profesionales de Son Llàtzer informen de las pruebas radiológicas de Can Misses para ayudar a los radiólogos de Can Misses. Los datos de lista de espera en pruebas radiológicas han ido en aumento.

Sin embargo, esta medida no ha sido suficiente para aliviar la carga de trabajo del servicio que tras el traslado al nuevo hospital pusieron en marcha una nueva cartera de servicios. Una sobrecarga asistencial que ha determinado la dimisión del jefe de servicio de Radiología, Gustavo Scalvini, el pasado 2 de septiembre, según confirmaron ayer desde el Área de Salud. Desde la Gerencia y la dirección médica agradecen el trabajo realizado por Scalvini al frente la jefatura por la labor realizada por el traslado y la nueva cartera de servicios. De momento, la jefatura del servicio de Rayos no se ha cubierto pero se está trabajando para encontrar a un responsable que se haga cargo.

Los datos de lista de espera en pruebas radiológicas han ido en aumento. Can Misses realiza más de 3.00 radiografías al mes. Desde el Área de Salud reconocen que «hay mucha sobrecarga y se están buscando alternativas».