2

Los concejales del Partido Popular en el Ayuntamiento de Ibiza exigirán que el Consistorio realice un inventario detallado de todos los equipamientos e instalaciones municipales que no se utilizan, o se encuentran infrautilizados, con el fin de dotarlos de un uso adecuado, optimizar los recursos municipales y poder atender peticiones de ayuda social o de colaboración con entidades y asociaciones.

Los populares explicaron que el Ayuntamiento ibicenco dispone de una «gran cantidad» de equipamientos e inmuebles con «nulo o escaso uso», empezando por la propia casa consistorial, según señalaron. Los concejales han explicado que esta propuesta pretende abordar los posibles usos que puedan darse a los edificios municipales vacíos y permitirá conocer los proyectos sobre los que está trabajando actualmente el equipo de Gobierno y su posible ubicación en estas instalaciones.

Según el PP, en el inventario se incluiría la casa de Sa Coromina, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) y donde el equipo de Gobierno ya anunció el pasado mes de marzo su intención de reubicar el Casal de Mujeres. Los populares consideraron que estas instalaciones podrían destinarse también a la creación de un centro de artesanía y oficios tradicionales. Entre los ejemplos figura también la sala ubicada en la calle Santa Cruz, en Dalt Vila, que podría destinarse a acoger exposiciones.

Asimismo, se refirieron a la casa payesa de Can Casals, que fue adquirida por el Ayuntamiento en 2007, atendiendo a su valor histórico y arquitectónico. La intención era destinarla a usos públicos y, según el Partido Popular, resultaría un espacio idóneo para acoger proyectos de carácter social.

«Todos ellos se suman a otros edificios e inmuebles de menor valor histórico o cultural, pero que podrían acoger algunas de estas propuestas u otras o adecuarlos para atender peticiones de entidades y asociaciones de carácter social, cultural o asistencial que soliciten ayuda y colaboración al Ayuntamiento», explicaron los concejales del PP en el Ayuntamiento de Ibiza.