0

La puesta en marcha de la unidad de dolor del hospital Can Misses está pendiente de la contratación de dos anestesistas. Un portavoz del Área de Salud aseguró ayer que está aprobada la incorporación de dos profesionales para impulsar este recurso.

«Nuestra idea es que haya en Can Misses y no en mucho tiempo», precisó un portavoz del Área, que dijo que este recurso «es una prioridad del servicio de Anestesia y la Gerencia. El Área de Salud cuenta con una plantilla de 16 anestesistas. La incorporación de dos profesionales más permitirá que la actividad quirúrgica sea compatible con la consulta del dolor.

Precisamente, la consellera de Sanitat i Benestar Social, Lydia Jurado, se refirió ayer a la necesidad de que Ibiza cuente con este recurso. «He luchado para que haya unidad de dolor porque se lo que afecta al paciente el tener que trasladarse para que haya un tratamiento. Están intentando montarla pero se le complica por la falta de profesionales. Es fundamental y necesario que se preste en la sanidad pública de Ibiza», dijo en la presentación de las III Jornadas Científicas de la Unidad de Dolor Crónico que organiza la Policlínica del Rosario los días 6,7 y 8 de octubre. Una de cada cinco personas tiene dolor de forma crónica.