0

El presidente de Autoritat Portuària de Balears (APB), Joan Gual de Torrella, y el presidente del Consell de Formentera, Jaume Ferrer, firmaron ayer el convenio para la cesión del faro de la Mola para usos culturales.
En virtud del acuerdo, el Consell de Formentera podrá usar el Faro de la Mola con usos culturales y museísticos «sin mediar en la actividad de señalización marítima diurna ni nocturna», según precisaron ayer desde la máxima institución insular de la pitiusa menor.
Formentera deberá ahora redactar el proyecto ejecutivo y en paralelo se está preparando la solicitud para pedir fondos europeos (FEDER), por una cuantía de la mitad del proyecto, que tiene un coste estimado de 600.000 euros.
La previsión es que las obras empiecen el segundo semestre del próximo año.
Un centro de interpretación de los faros de Formentera, una colección museográfica y representaciones en pequeño formato que se podrán hacer en el patio del faro son algunas de las actividades culturales que se llevarán a cabo en el faro de la Mola, según informó APB.