3

Durante la mañana de ayer el conseller de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Miquel Vericad, encabezó una rueda de prensa en el Consell d’Eivissa donde se presentó un estudio técnico encargado por su consellería sobre la evaluación de los recursos pesqueros de la zona norte de la isla donde se propone crear una Reserva Marina de Interés Pesquero. El proyecto surge de la Cofradía de Pescadores de Ibiza como «una necesidad de proteger el entorno y las diferentes especies a la vez que solicita su vigilancia y conservación», tal y como lo expresó Xicu Cardona, secretario de la organización, y que ha contado con el apoyo de los Ayuntamientos de Santa Eulalia y Sant Josep. El proyecto incluye las aguas interiores que van desde los islotes de Santa Eulalia hasta Cala des Jonc, cuya jurisdicción pertenece al Govern Balear, con una extensión de unas 3.000 hectáreas y que es ampliable a las aguas exteriores delimitadas por Cala de Jonc y sa Punta des Moscarter, que es competencia del Ministerio de Agricultura y Pesca, que alcanzaría las 8.000 hectáreas.

La propuesta de esta reserva marina se ha llevado a cabo consensuadamente con todo el sector pesquero ibicenco e implica la eliminación de algunas modalidades de pesca profesional propias de la zona como es la del cerco, palangre de fondo, de superficie y de arrastre, y la utilización de mallas mínimas que evite la captura de las especies más pequeñas. Asimismo estará permitida la pesca recreativa con las limitaciones propias de las reservas naturales de la comunidad como son la prohibición del jigging o pesca con pescado o calamar vivo, mientras que la pesca tradicional con volantín no tendrá ningún tipo de regulación.

Por su parte, Cardona recordó que «las embarcaciones de pesca profesional que se ganan la vida en esta zona son 15, las familias que dependen de ellas son unas 25 y la recaudación total anual ronda los 500.000 euros».

El estudio

Noticias relacionadas

El informe técnico se encargó a Carles Barceló, del departamento de Biología de la UIB, quién evaluó durante 6 meses y en compañía de los pescadores profesionales de la zona sus recursos pesqueros. El análisis pone de manifiesto que las zonas de Tagomago y ses Formigues destacan como las más importantes en recursos pesqueros sin olvidar la de sa llosa des figueral donde se pueden encontrar especies diana de la pesca profesional como la rotja, rascasa, langosta y sepia, entre otros. El estudio afirma que hay una gran variedad de especies de interés pesquero y no pesquero. Y revela una gran cantidad de datos que reflejan la importancia de la zona de Tagomago como zona de reclutamiento de serviola y su importancia para la conservación de esta especie a lo largo del litoral de la isla de Ibiza.

El resultado del trabajo de Barceló se encuentra en manos del departamento de Medio Ambiente del Govern para su estudio, con el objetivo de que avalen la petición de declarar esta zona como Reserva Natural de Interés Pesquero.

Seguridad

Con respecto a la reivindicación histórica de la Cofradía de Pescadores de Ibiza en reclamo de cierre de la zona del muelle de pescadores por cuestiones de seguridad con el fin de evitar nuevos accidentes Vericad ha señalado que a lo largo de las próximas dos semanas tendrá una reunión con el presidente de la APB donde se tratará el tema del convenio de bomberos y se volverá a hablar sobre la seguridad del muelle de pescadores. Y destacó que «chocan los conceptos de puerto abierto apto para el disfrute del turismo con el trabajo del sector pesquero, tiene que estar cerrada por el trabajo en sí mismo y para evitar el desembarco irregular de pescado que tiene que pasar por el control de las cofradías».