0

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil investigan la muerte de un vecino de Sant Antoni cuyo cadáver fue encontrado ayer por un familiar en el interior de su casa de ses Païsses.

Según informaron fuentes del Instituto Armado, el cuerpo no presentaba señales de violencia y todo apunta a un fallecimiento por causas naturales. La víctima vivía sola y fue un familiar el que se encontró el cadáver.

No obstante, los agentes han abierto una investigación y están pendientes de los resultados de la autopsia para esclarecer las causas de la muerte del hombre de 58 años.

Las mismas fuentes apuntaron que el hombre llevaría varios días fallecidos.

En un principio está previsto que hoy se le practique la autopsia en el Instituto de Medicina Legal.