Cuatro años y dos meses de cárcel por varios robos con fuerza e intimidación en Ibiza

| | Ibiza |

Valorar:
Imagen de la salida del joven irlandés de los juzgados camino del Centro Penitenciario de Ibiza.

Imagen de la salida del joven irlandés de los juzgados camino del Centro Penitenciario de Ibiza.

TEF

Cuatro años y dos meses de prisión. Es la pena impuesta ayer por la titular del juzgado de lo Penal número 2 de Ibiza, Martina Rodríguez, a un joven irlandés acusado de sendos delitos de robo con fuerza y robo con intimidación.

Adam C., de nacionalidad irlandesa, fue condenado in voce tras aceptar finalmente el acuerdo de conformidad que le ofrecía el Ministerio Fiscal y que suponía una rebaja de un año y diez meses de condena.

Inicialmente la Fiscalía solicitaba dos años de cárcel por un delito de robo con intimidación y cuatro por el delito de robo con fuerza en establecimiento abierto al público fuera de las horas de apertura.

El acusado, que se encontraba en prisión provisional desde el pasado 3 de noviembre, cometió los robos en Ibiza apenas quince días después de ser condenado a ocho meses de cárcel por hechos similares en Barcelona.

Robos y destrozos

Los hechos juzgados ayer se remontan a la noche de Halloween. El joven destrozó varias cristaleras de locales de ses Figueretes y la Policía Nacional lo detuvo como el presunto autor del robo en uno de estos establecimientos. Así, en torno a las 03.25 horas del día 1 de noviembre, el ahora condenado rompió el escaparate de una perfumería localizada en la calle Formentera y tras reventar la vidriera se llevó un total de 17 cajas precintadas con diversos perfumes y media docena más de perfumes sueltos. Tras su identificación y detención, los agentes recuperaron el material sustraído.

Tras estos hechos, la investigación conectó al detenido con otro robo perpetrado el día 29 de octubre en otra perfumería, en este caso ubicada en la avenida Bartomeu Roselló. En este punto el joven se llevó dos neceseres tras esgrimir a las dependientas una navaja. La descripción del individuo dada por las trabajadoras y otros testigos permitió identificar al detenido.

Los hechos son constitutivos de un delito de robo con intimidación de menor entidad y un delito de robo con fuerza.
La defensa reclamó un informe forense del acusado que padece problemas de salud.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.