0

El Banco de Tierras de Ibiza cuenta en estos momentos con 14 fincas, que suman en total 49,13 hectáreas. En cuanto al número de solicitantes, en la actualidad se atiende a unos diez demandantes, según la Asociación de Productores de Agricultura Ecológica de Ibiza y Formentera.

«El Banco de Tierras está en activo y estamos muy contentos porque en los dos últimos años se han cerrado cinco contratos. Parecen pocos, pero son muchos porque es una labor complicada. Que todo esté bien atado entre los solicitantes y los propietarios no es fácil», explicó ayer su responsable, Maribel Juan, quien recordó que la mayoría de fincas demandadas son de regadío «y hay muchas de secano». Desde el Banco de Tierras indicaron que el proyecto se creó a raíz del «abandono» que sufre el campo en la isla para «conectar a la gente que tiene campos en desuso con aquellas personas que quieren trabajar la tierra, aunque no son tantas».

«Hacemos un llamamiento para que quienes estén animados a trabajar la tierra, traten de conseguir un terreno», añadió. Los interesados, recordaron, sólo deben contactar con la Asociación. El proyecto surgió en 2012.