Jaume Matas, antes de una de las sesiones del ‘caso Ópera’.

2

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha formalizado el recurso contra la decisión de la Audiencia Provincial de absolver a Jaume Matas de un delito de tráfico de influencias en el ‘caso Ópera’. El ministerio público reclama junto a este delito una condena de dos años de prisión para el expresident. Es el segundo asunto que depende de la Sala de lo Penal en el que Matas se juega regresar a la cárcel: además está pendiente de la resolución del ‘caso Nóos’, en el que la Fiscalía quiere aumentar su la condena de tres años y ocho meses hasta cinco años de cárcel.

En el ‘caso Ópera’, la Audiencia Provincial condenó a Matas sólo por un delito de prevaricación que implica una pena de inhabilitación para cargo público. El tribunal entendió que todo el proceso de contratación del arquitecto Santiago Calatrava para buscar un «golpe de efecto electoral» que no tenía utilidad alguna para los ciudadanos: «Tenía prisa para presentar el proyeto y fueron los intereses electorales del president los que determinaron la contratación».

Respecto al tráfico de influencias, la sentencia descartaba que existiera este delito ya que el interés no era beneficiar económicamente a Calatrava y consideraban este requisito imprescindible para poder aplicar el tipo delictivo. La Fiscalía discrepa de este criterio y primero, la fiscal Anticorrupción encargada del caso, Laura Pellón anunció la interposición del recurso y ahora, la Fiscalía del Supremo, tras examinar su informe, ha formalizado el recurso de casación.

El Supremo también tendrá que decidir sobre la responsabilidad civil de 1,2 millones que fijó la Sala y que la defensa de Matas rechaza.