El río de Santa Eulària, a rebosar, a su paso por el Pont Vell, el pasado invierno. | Redacción Ibiza

0

Los acuíferos de la isla de Ibiza se encuentran al 57 por ciento de su capacidad a finales del mes de abril, lo que supone un descenso de seis puntos porcentuales en relación al mes anterior.

No obstante, las reservas hídricas de la mayor de las Pitiusas han sufrido un notable descenso si las comparamos con las mismas fechas del año anterior. En abril de 2017 los acuíferos de la isla de Ibiza se encontraban al 81 por ciento de su capacidad.

En la actualidad, las masas de agua subterráneas con un mayor nivel son la del Pla de Sant Antoni y la de es Canar, ambas al 78 % de su capacidad. Por debajo de este nivel se encuentran la de Jesús (al 62 por ciento), y las de Sant Angustí y Roca Llisa, ambas a la mitad de su capacidad. La masa de agua subterránea con un menor nivel es la de Cala Llonga, que se encuentra al 41 por ciento.

Los acuíferos de Formentera, por su parte, se encuentran al 51 por ciento, cinco puntos porcentuales menos que a finales del mes de marzo y sólo cuatro puntos por debajo que el nivel alcanzado doce meses atrás, cuando se encontraban al 55 por ciento.

Por primera vez desde el mes de junio de 2017 todas las unidades de demanda de las Islas Baleares han entrado en escenario de gestión de normalidad. Además, según los índices de sequía del mes de abril, todas las unidades de demanda del archipiélago balear se encuentran por segundo mes consecutivo por encima del umbral de normalidad del 0,5. Han aumentado los valores en cuatro de las diez unidades respecto al mes de marzo, el ascenso más destacado de los cuales ha sido en Tramuntana sur (0,2) y también ha habido un ascenso –aunque no tan importante-– en Tramuntana norte (0,05), mientras que el resto de unidades han descendido, aunque sólo de manera significativa en el Pla de Mallorca (0,05), Ibiza (0,06) y Formentera (0,1).

En el ámbito general, la evolución de los índices de sequía es parecido al mes de abril de hace un año, con valores superiores en el caso de Artà, Tramuntana norte y sur, y mejor en conjunto que en abril de hace dos años, con valores superiores a todas las unidades, excepto en Menorca y Formentera.

En cuanto a las precipitaciones, los datos de la Aemet indican que el mes de abril fue un mes normal en las Pitiusas. En cuanto a la precipitación acumulada, el último año pone de manifiesto un pequeño superávit del 6% en Menorca, del 12% en Mallorca, y un déficit del 14% en las Pitiusas.