El comisario de Ibiza, Manuel Hernández, durante la presentación ayer de la oficina del SATE.

11

El comisario de la Policía Nacional de Ibiza, Manuel Hernández, expresó ayer su confianza en que la inminente marcha de una veintena de funcionarios se cubra con los nuevos agentes que salen de la Academia a finales de julio e hizo hincapié en que, «aunque siempre aspiramos a tener más efectivos y medios, estamos dando un servicio de calidad».

Hernández, quien ayer presentó junto a la concejal de Turismo de Vila, Glòria Corral, la oficina del SATE, reafirmó que la comisaría de Ibiza «está dando en los últimos años un servicio de calidad» y recordó que los movimientos derivados del Concurso General de traslados se repite todos los años por estas fechas.

Tal y como avanzó la semana pasada Periódico de Ibiza y Formentera, un total de 24 efectivos de la comisaría de Ibiza han solicitado el traslado y sólo cuatro han pedido Ibiza como destino. Ahora está abierto un plazo de alegaciones pero, según la tendencia de años anteriores, las cifras no sufren una gran variación. En este sentido, Manuel Hernández indicó que todavía no está resuelto el concurso de vacantes y que aún desconocen datos definitivos sobre los policías que se marcharán de Ibiza.

Pendiente de las llegadas

No obstante, el jefe de la comisaría de Ibiza se mostró confiado en que se cubrirán las vacantes. «El concurso se resuelve siempre antes de que salga la nueva promoción para conocer dónde hay más necesidad de agentes», argumentó Hernández, quien añadió que «todo el mundo aspira a tener el mayor número de medios y de recursos humanos; pero los ciudadanos pueden estar tranquilos del servicio que le estamos ofertando».

Preguntado por las cifras aportadas por varios sindicatos y la denuncia de casos extremos en los que sitúan a media docena de agentes «hacinados» en una vivienda de 50 metros cuadrados, Hernández subrayó que el problema de la vivienda y los elevados alquileres «está ahí» pero la jefatura desconoce que se produzcan casos como el denunciado este fin de semana por dos sindicatos policiales.

El encarecimiento de los alquileres en Ibiza se ha convertido en un gran obstáculo «que afecta a todo el mundo», pero vecinos y turistas pueden «estar tranquilos porque el servicio es de calidad desde hace años», concluyó Hernández.

Sindicatos como Alternativa Sindical de Policía han denunciado que Ibiza es una comisaría «totalmente deprimida» por la «alarmante pérdida de agentes que registra desde hace siete años».