Salva Aguilera leyó un comunicado en su comparecencia ante los medios el jueves por la tarde. | DANIEL ESPINOSA

3

La portavoz del Govern, Pilar Costa, lanzó ayer un mensaje de «tranquilidad» tras la salida de Salvador Aguilera de Podemos, formación que respalda al Ejecutivo desde fuera, porque siguen contando con «el apoyo de la mayoría absoluta de los diputados de la Cámara».

En rueda de prensa, Costa se expresó así, tras el anuncio de Aguilera acerca de que abandona la formación morada porque la considera un «proyecto fallido» y que por lo tanto ingresará en el grupo mixto para «acabar esta etapa luchando por los intereses de la isla de Ibiza».

Por su parte, la secretaria general de Podemos Ibiza, Viviana de Sans, ha exigido este viernes a Aguilera, que devuelva el acta de diputado porque, de no hacerlo, cometería un «fraude» para el conjunto de la ciudadanía. Según de Sans, «existe un sistema electoral de listas cerradas y la gente ha votado a un proyecto y él fue votado porque era uno de los integrantes del proyecto de Podemos». Así, la secretaria general reiteró ayer que «lo que toca» es que Aguilera devuelva el acta de diputado y «si ha perdido la motivación, por el motivo que sea, y no se siente vinculado a Podemos, debe devolver el acta y que todo siga su curso».

Aguilera anunció este jueves su decisión de abandonar Podemos «tras un profundo proceso de análisis y reflexión» y aseguró que pedirá a la Cámara balear su incorporación al Grupo Mixto «para acabar esta etapa luchando por los intereses de la isla de Ibiza». En este sentido, Aguilera explicó también que continuará ejerciendo sus funciones como diputado ibicenco en el Parlament, un trabajo que desarrollará «con dedicación y responsabilidad» para quienes le han votado.

«Las disputas, las familias y los personalismos han marcado el destino de Podemos, no necesariamente el de España y su ciudadanía, que quiere trabajar por transformaciones reales y que habían depositado sus esperanzas en este proyecto fallido», expresó Aguilera. Según las cuentas que ha hecho Podemos, tras su salida de la formación morada, Aguilera cobrará ahora cada mes 4.400 euros ya que con la limitación por las aportaciones al partido su salario hasta el momento era de 2.207 euros.

Asimismo, la presidenta del Govern, Francina Armengol, consideró el jueves que si Aguilera no estaba a gusto en Podemos debería abandonar su escaño y «no ir a incrementar un planteamiento de transfuguismo en el grupo mixto».