0

Siete empresas dedicadas a las excursiones marítimas y que operan en el muelle de Platja d’en Bossa (Aquabus Ferry Boats, Beautiful People Ibiza, Capitan Hook, OceanBeat Ibia, The IBZ Boat, Ulises Cat Ibiza y Cirque de la Nuit Ibiza) conformarán la asociación Can Bossa Navega, cuya primera acción será suscribir un código de buenas prácticas destinado a «comprometernos con la sociedad de Ibiza y defender un modelo de negocio que lleva vivo más de 50 años», tal y como explican sus portavoces, Joan Tur y José Luis Trenco.

Con la aplicación de estas normas que se adelantan a algunas de las premisas que dibuja el Govern balear para 2020, pretenden no solo autorregularse, sino también «diferenciarnos de la competencia desleal que es creciente día a día», apuntan desde Can Bossa Navega. Así, denuncian que «son las empresas ilegales las que dan mala fama al sector» ya que en ellas «la música se pone a un volumen muy alto y sin consideración alguna» y se sirve alcohol «sin ningún tipo de control», lo que provoca situaciones que «no solo pueden derivar en molestias para los vecinos de Platja d’en Bossa, sino que además ponen en peligro a todos los tripulantes de los barcos donde celebran estas fiestas, y a todos los navegantes en general, al incumplir numerosas normas de seguridad náutica». En esta línea destacan que «nos adelantamos, además, a la modificación de la Ley de Impacto Ambiental que está llevando a cabo el Parlament Balear».

Con este código de buenas prácticas los armadores se comprometen a mantener acciones que, la mayoría, ya realiza «por sentido común», como que los altavoces en todo momento estén orientados hacia el interior de las embarcaciones y no hacia el exterior, y que se reduzca el volumen cuando se navega cerca de la costa, lo que minimiza drásticamente el ruido en la costa. Otras iniciativas ya en marcha abogan por limitar el uso de plástico en sus actividades, eliminando las pajitas de las bebidas o fomentando el uso de vasos y platos reutilizables, además de utilizar producto local en sus servicios de restaurante y comedor, adquiriendo, en la medida de lo posible, la materia prima directamente de productores locales.

Los portavoces de Can Bossa Navega resaltan la importancia de un sector que, contando solo a los siete asociados que forman Can Bossa Navega, da empleo estable a más de 300 personas, y que supone una alternativa turística familiar y de calidad.