Imagen de un guardia civil señalizando a las ambulancias que actuaron en la emergencia.

0

Dos personas en estado crítico por semiahogamiento en sendos incidentes ocurridos en cuestión de horas en Sant Antoni e Ibiza.

El primer de ellos ocurrió en la playa de es Pouet. Una mujer de 70 años y nacionalidad portuguesa fue hospitalizada en estado crítico tras sufrir un semiahogamiento. Según informaron fuentes del servicio de Emergencias 061, los hechos se desencadenaron en torno a las 10.30 horas. La mujer sufrió un colapso y fue atendida en un primer momento por los socorristas presentes en la playa escenario de los hechos.

Tras alertar del incidente al 112, hasta el lugar del suceso se movilizaron agentes de la Policía Local, patrullas de la Guardia Civil y dos ambulancias del 061, una UVI móvil y una Soporte Vital Básico.

Los equipos médicos atendieron a la mujer en la playa realizándole ejercicios de Reanimación Cardio Pulmonar (RCP).

Pasadas las 11.00 horas, los sanitarios evacuaron a la mujer hasta el hospital Can Misses, donde ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Según informaron fuentes del Área de Salud de Ibiza y Formentera, al cierre de esta edición la mujer se encontraba con pronóstico reservado.

Horas después, un joven de 26 años y nacionalidad británica también era atendido con síntomas de semiahogamiento. El incidente ocurrió en la piscina de un hotel ubicado en la avenida Juan Carlos I. El joven ingresó en estado crítico en la UCI de Can Misses.

Niño ahogado

Los sucesos de ayer ocurrieron cinco días después de la muerte de un niño de 4 años y nacionalidad holandesa que falleció ahogado mientras se bañaba en la piscina del hotel Stella Maris de Sant Antoni.

Ocurrió el domingo a mediodía. El pequeño fue atendido en un primer momento por los socorristas de la instalación hotelera y poco después se incorporaron agentes de la Policía Local y dos ambulancias del 061, una UVI avanzada y un Soporte Vital Básico.

Los equipos médicos estuvieron más de 45 minutos realizando ejercicios de recuperación cardio pulmonar, pero todos los esfuerzos por reanimar al pequeño fueron estériles.