La obra está situada en el mismo punto donde el piloto tuvo el accidente mortal. | DANIEL ESPINOSA

4

El próximo 3 de agosto se cumplirá un año de la muerte de Ángel Nieto y su familia y la del empresario Ricardo Urgell han encargado la pintura de un mural en el punto exacto de la carretera de Santa Gertrudis donde el expiloto tuvo el accidente que terminó con su vida.

Desde el viernes el grafitero Necko, acompañado también por Tito, está trabajando sobre la pared que acogerá esta pintura, en la que ya se puede vislumbrar un gran corazón bajo la icónica imagen sonriente del 12+1 veces campeón del mundo de motociclismo. Un diseño consensuado con la familia al que le ha dado forma el grafitero. El mural tiene un tamaño de 22x5 metros y Necko espera tenerlo acabado el próximo miércoles.

Además, también se está elaborando un vídeo con el proceso de elaboración de esta obra con testimonios de los familiares de Nieto, del propio Ricardo Urgell y de Necko, entre otros.

El 26 de julio de 2017 el quad que conducía Ángel Nieto fue embestido por detrás por un turismo. El accidente le provocó un edema cerebral masivo por el que falleció tras estar ocho días ingresado en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario.

La Audiencia Provincial continúa la investigación del caso por la vía penal para esclarecer las circunstancias del accidente.