9

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Ibiza a un delincuente que llevaba ocho años huido de la Justicia y que desde hace cuatro años residía en la isla con una identidad falsa. En Ibiza dirigía una agencia inmobiliaria y disfrutaba de un elevado nivel de vida con una identidad falsa.

Según informaron ayer fuentes policiales, este fugitivo estaba reclamado por las autoridades de Alemania, Rumanía e Italia. Tras ser puesto a disposición judicial, el juez de guardia decretó su ingreso en prisión.

El fugitivo había utilizado documentación falsa para regularizar su situación en España y desde 2014 residía en Ibiza.

La investigación comenzó cuando los agentes sospecharon de unos documentos de identidad que utilizaba un ciudadano rumano residente en Ibiza.

Elevado tren de vida
La investigación tiró de este hilo y, tras varias gestiones, los investigadores constataron que el hombre, de 42 años de edad, había oficializado su estancia en España en 2014 y poco después se había trasladado a la isla para fijar su residencia. Aquí mantenía un alto nivel de vida como propietario de una agencia inmobiliaria.

La cooperación policial con Rumanía permitió corroborar que el pasaporte utilizado para regularizar su situación había sido falsificado. Tras conocer su verdadera filiación, los investigadores constataron que se trataba de un peligroso fugitivo que tenía en vigor tres búsquedas judiciales de Alemania, Rumanía e Italia.

Allí era reclamado por su pertenencia a una organización criminal internacional especializada en estafas y clonado de tarjetas bancarias. Tras su detención, el fugitivo fue puesto a disposición judicial y se decretó su ingreso en prisión.