La consellera balear de Salut, Patricia Gómez, durante la sesión parlamentaria de ayer. | MIQUEL A CANELLAS

2

La consellera de Salut, Patricia Gómez, descartó ayer en el pleno de Parlament habilitar medidas de control al aparcamiento del Hospital Can Misses. «Perjudicará a los ciudadanos. Es muy complejo porque los pacientes pueden ir a consultas, a urgencias o a una visita; no es una medida sencilla, generaría molestias a los ciudadanos y apostamos por el máximo confort», dijo, ayer en el Parlament a la pregunta de la diputada del grupo Proposta per les Illes Balears (PI), Maria Antónia Sureda que le pidió que se habilitaran una serie de mecanismos sencillos de identificación de los usuarios que permita ofrecer plazas a los que lo necesitan.

Sureda aseguró que desde que es gratuito hay más problemas para aparcar en Can Misses por su uso como disuasorio. «Todos estábamos de acuerdo de que tenía que ser gratuito pero lo que no se puede hacer es que se abran las barreras y hayan acabado los problemas. Antes pagabas y tenías un plaza. Algunos vecinos de la zona comentan con ironía que ya no tienen que pagar un plaza de alquiler porque ya pueden utilizar el aparcamiento», comentó la diputada del PI.

«El aparcamiento tenía problemas de accesibilidad y equidad que ya no tienen. Evidentemente la ocupación ha aumentado», contestó la consellera. «Es un objetivo de esta legislatura y otro problema que teníamos era que no estaba bien comunicado con la entrada del hospital. Está solucionado porque el ascensor está disponible», prosiguió. «El ascensor ha costado cuatro años pero ha llegado», añadió Sureda.

La ocupación media es de un 84% por las mañanas aunque el pasado 14 de enero se llegó al 95% de la afluencia máxima de usuarios y por la tarde se va reduciendo. Ese 95% supone que de las 900 plazas que tiene sólo haya 45 disponibles.

Precipitación
Las consecuencias de la gratuidad del parking fue una de las cuestiones que centraron la actividad del pleno del Parlament. De hecho, el diputado del PP Vicent Serra le preguntó a la consellera si considera efectiva y planificada la puesta en marcha de la gratuidad de los parcamientos tanto en Can Misses como el de Son Espases. «A las nueve ya está lleno. Las plazas que quedan están lejos del ascensor, de los accesos y donde están las sillas de ruedas», se quejó Serra. Para Gómez, la puesta en marcha de la gratuidad es «sin ninguna duda» efectiva y planificada. «Una vez más le molesta que sea gratis», dijo la consellera. Serra le recordó que en la comisión de salud del pasado 24 de octubre de 2018 le preguntó acerca de la gratuidad de los servicios en los dos hospitales y aún no les ha contestado.

También dijo que la junta de personal de Son Espases ha denunciado la mala gestión de la puesta en marcha de la gratuidad que atribuyó a un interés electoral. «Hay una precipitación y un oportunismo político», dijo el diputado popular. «Hace alarmismo señor Serra», le contestó Gómez.