Patricia Abascal (izquierda) y Sofía Hernanz fueron las grandes ganadoras de la noche electoral en Ibiza y Formentera. | MARCELO SASTRE

0

Euforia desatada en la sede del Partido Socialista cuando terminaron de escrutarse los votos. La llegada de la diputada Sofía Hernanz y Patricia Abascal, primera senadora socialista de la historia, sobre las 11 de la noche, puso el broche de oro a una noche de ensueño para el partido del puño y la rosa. Acompañadas de Vicent Torres, presidente del Consell d’Eivissa, la alegría y emoción era más que evidente en el número 4 de la calle Agapito Llobet, junto al Parque de la Paz.

«Ibiza y Formentera son socialistas. Hemos escrito el futuro y logrado parar la amenaza de la extrema derecha. Esta noche creo que hemos escrito el futuro de este país», aseguraba Sofía Hernanz, número 3 en el Congreso durante la pasada legislatura.

Por su parte, Patricia Abascal destacó que iba a defender los intereses de las Pitiusas en Madrid. «Quién iba a decírnoslo hace un año», dijo en referencia a la victoria electoral holgada y primera victoria en el Senado.

La última en sumarse a la cita fue Pilar Costa, candidata al Parlament, entre aplausos y abrazos. Los socialistas terminaron destacando que han conseguido la victoria en un feudo histórico del Partido Popular, como Santa Eulària des Riu. Resultados que, apuntó Hernanz, esperan repetir en las elecciones municipales, insulares y autonómicas del próximo 26 de mayo.

Prudencia

La tarde empezó con mucha contención en la sede del Partido Socialista ibicenco. Cuando a las 8 de la tarde conocimos el primer sondeo electoral de GAD3 para TVE, que daba 130 escaños al PSOE, una veintena de militantes, junto a Marta Díaz, consellera insular de Industria y Rafa Ruiz, alcalde de Vila, permanecían frente a la pantalla de televisión sin hacer demasiado ruido. Ruiz no terminaba de creerse los 70 escaños que la encuesta daba al PP. «No me lo creo», aseguraba Ruiz. Se respiraba alegría en la sede, pero también mucha prudencia. Con el 12% de los votos escrutados y más de 120 escaños, Ruiz insistía. «Todavía queda mucho, eh», rebajando la euforia de algunos militantes.

Pasadas las 9 y media, supimos que en Vila los socialistas aglutinaban el 31% de los votos. Cifra que se terminó confirmando. Tres cuartos de hora más tarde, Xico Tarrés, expresidente del Consell y diputado en el Parlament que dejará la política activa al final de la legislatura, reconocía a Simón Planells, candidato a la alcaldía de Sant Antoni, que se había quitado un gran peso de encima con el resultado de Vox, que terminó sacando 14 escaños menos de lo que aseguraban los primeros sondeos. Uno en Balears, empatado con el PP y Ciudadanos.

Cuando Ortega Smith, uno de los hombres fuertes de Vox, salió a hacer la primera valoración del resultado de su partido, medio centenar de militantes gritaban «España socialista» y «Pedro presidente». Después llegaron los abrazos entre Díaz, Planells, Aída Alcaraz, Rafa Ruiz, Tarrés y el reaparecido Alfonso Molina.