Balizas en un tramo de la carretera de ses Salines. | DANIEL ESPINOSA

Operarios del Consell d’Eivissa instalaron ayer en los laterales del puente que cruza los estanques salineros de la carretera de ses Salines balizas de delimitación para aumentar la seguridad y visibilizar los límites de este tramo de vía.

Una medida que se toma tras las sucesivas caídas de vehículos en los canales del Parque Natural de ses Salines durante las últimas dos semanas, en las que al menos tres vehículos han acabado en las aguas de los estanques de la zona. Dos de ellos necesitaron el uso de grúa para su retirada del agua.

Aunque en los casos de los últimos días los accidentes han quedado sencillamente en un susto, en 2014 falleció una mujer al caer el vehículo en el que circulaba en una acequia de la zona de Es Cavallet.

Noticias relacionadas

El Consell ha utilizado material que tenía en el almacén para la protección de la zona, en concreto balizas con reflectores luminosos que se han instalado fuera del límite de la calzada, dada la estrechez que tiene el tramo que se ha señalizado.