El incendio fue declarado el día 13 de mayo. | DANIEL ESPINOSA

4

La Red de Inclusión Social, impulsada por el departamento de Bienestar Social de Vila y formada por Cáritas, Cruz Roja y el Servicio de Acogida, dio ayer por finalizado el lugar de pernocta activado en respuesta a los afectados del incendio del edificio de es Viver, el pasado día 13 de mayo.

Según explicó el Ayuntamiento de Eivissa, en la noche del martes fueron atendidas 22 personas y en total, durante los 23 días, se ha atendido a 41. «Todas estas personas ya fueron avisadas con tiempo de la finalización de esta parte del dispositivo que se ha alargado para hacerlo coincidir con el final del Ramadán, teniendo en cuenta que la mayoría profesan esta fe», especificaron fuentes municipales.

Asimismo, explicaron que se da la circunstancia de que muchas de estas personas tienen trabajo, pero «se sigue con la atención individualizada y siguen activados el resto de recursos que puedan necesitar». También se continúa en colaboración con la Policía Nacional y la Dirección Insular de la Administración del Estado para la recuperación de la documentación de las personas que la perdieron.

Por otro lado, Vila detalló que se les hace un acompañamiento, se les da información y atención personalizada, así como ayuda para la tramitación de ayudas para la recuperación de elementos de primera necesidad como gafas de vista, medicación y otros elementos que necesiten. También se han valorado las propuestas de ayuda para acceso a la vivienda que se han ido presentando a los trabajadores sociales.

En total, han sido 23 días de atención en el lugar de pernocta y han participado 54 personas entre profesionales y voluntarios (30) de las distintas entidades y administraciones.