Dos embarcaciones del Govern balear limpiaban ayer el agua del puerto de Ibiza. | Marcelo Sastre

5

El tanque de tormentas del puerto de Ibiza está a la espera de la conexión eléctrica, dependiente de Gesa Endesa, para poder iniciar su funcionamiento. Así lo confirmó ayer el Ministerio para la Transición Ecológica que matizó que, hasta que no se haga esta conexión, no pueden adelantar ningún plazo.

Asimismo, recordaron que las obras de ‘Adecuación del sistema de saneamiento de la ciudad de Ibiza, que se están ejecutando conforme a los plazos previstos, tienen fecha de finalización y entrega establecida en el contrato para el último trimestre de 2019.

Tras su entrega, debe ponerse en explotación por la entidad que se designe por parte de la comunidad autónoma, en este caso por parte de Abaqua, que depende del Govern balear.
Por su parte, Elena López, primera teniente de alcalde de Vila, indicó que la obra «está finalizada» y reiteró que es Endesa quien tiene que dar el siguiente paso. Sin embargo, la compañía eléctrica señaló que estaban pendientes de unos permisos por parte de Abaqua para poder gestionar dicha conexión, pero la Conselleria de Medi Ambient avanzó que se otorgaron hace aproximadamente 10 días.

«El propio Ministerio nos ha pedido, como Ayuntamiento, agilizar los trámites y hemos hablado directamente con Endesa, incluso hemos pedido al conseller Marc Pons que el Govern agilice el funcionamiento del tanque de tormentas», subrayó López. «Según nos ha dicho Abaqua, en las próximas semanas Endesa debería tener esa conexión eléctrica en marcha», añadió.

Es más, la alcaldesa en funciones reconoció que el Ayuntamiento está en la tesitura de «apretar» al Ministerio dada la necesidad de que esta infraestructura se ponga en marcha. «Entendemos que proyectos tan importantes, como lo pueden ser el tanque de tormentas o los juzgados, deberían ser más ágiles», dijo.

Vertidos
Las fuertes lluvias que cayeron el martes en Ibiza volvieron a provocar la aparición de vertidos fecales en el puerto de Ibiza y, con ellos, la queja de numerosos vecinos y comerciantes que no entienden que el tanque de tormentas no esté aún en funcionamiento.

En este sentido, López insistió en que las infraestructuras, en materia de recogida de aguas, son deficientes, por lo que se está construyendo una nueva depuradora en sa Coma y el Ministerio ha invertido en materia de depuración de aguas. «Es evidente que la estación de bombeo que tenemos ahora en el puerto no funciona, pero se tiene que hacer también una inversión en separación de pluviales y fecales», dijo. Según reiteró, las conexiones de llegada y recogida de agua sucia no dan a basto con tanta cantidad, por lo que sale por los aliviaderos.

En cuanto al puerto un día después de la tormenta, ayer no se notaban grandes cambios. Aunque la situación de los vertidos estaba controlada, aún quedaba por limpiar la superficie.

En este sentido, desde la Autoritat Portuària de Balears (APB) informaron de que ayer aún no se habían retirado las barreras de contención y que en la zona estaban trabajando dos embarcaciones del Servicio de Limpieza del Litoral de la Conselleria de Medi Ambient.

Además, la APB señaló que se habían puesto en contacto con IBI Foundation (fundación que promueve el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible) en la que está un holandés que tiene un trimarán fondeado en Talamanca. «Se ha ofrecido, gratuitamente, a ayudarnos en la limpieza del puerto», relataron; un ofrecimiento que recibió el visto bueno de Capitanía Marítima y que Ibifoundation hace para dar a conocer su labor.