De izquierda a derecha; Helena Cayetano junto a su hija, Josep Marí Ribas y Ana Ribas.

0

El Ayuntamiento de Sant Josep firmó hace unos días un convenio con la Federación Española de Mastocitosis (FEM) para colaborar con la entidad en la recaudación de fondos destinados a encontrar una cura para esta enfermedad, que está entre las reconocidas por la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER), con una incidencia por debajo de una cada 2.000 personas.
La mastocitosis es una enfermedad que se caracteriza por un exceso de mastocitos en la sangre, lo que provoca efectos sobre todo en la piel, también mareos, vértigo y sensaciones térmicas extremas. La enfermedad puede afectar también otros órganos como la médula ósea, los huesos o el aparato digestivo.

Por el convenio, el alcalde de Sant Josep, Josep Marí Ribas, se comprometió con la FEM a dar difusión a esta enfermedad y a recoger tapones de botellas de plástico en las bibliotecas municipales de Sant Josep, Sant Jordi y Cala de Bou. Con estos tapones, en base a un acuerdo con la FEM, se obtendrán fondos para mantener la investigación de esta enfermedad, dentro de la iniciativa Reciclar per investigar. El convenio se firmó en presencia de la teniente de alcalde de Bienestar Social, Ana Ribas, y Helena Cayetano, miembro de la FEM y madre de una niña afectada por la enfermedad.