Los candidatos posaron con los carteles de sus partidos en Vara de Rey. | DANIEL ESPINOSA

3

El Partido Popular de Ibiza está convencido de que tiene posibilidades reales de revertir el resultado del pasado mes de abril y de que Jacobo Varela arrebate el acta de senadora a la socialista Patricia Abascal. La dirección basa su optimismo en que está percibiendo una corriente de concentración del voto del centro derecha hacia el Partido Popular, especialmente en aquellas circunscripciones pequeñas donde los «electores han visto que no votar al Partido Popular es de alguna manera votar al PSOE».

También confían los populares en que el buen resultado obtenido en las municipales, insulares y autonómicas del mes de mayo y los primeros meses de gestión en el Consell d’Eivissa, donde, aseguran, se ha visto «un impulso», tengan un efecto arrastre.

Sin caer en el triunfalismo, las fuentes consultadas por Periódico de Ibiza y Formentera recuerdan que Ciudadanos obtuvo 9.133 votos y Vox 5.200. «Pensamos que tendrán menos votos que el 28-A y que muchos de estos votos volverán al Partido Popular».

Desde el PP aseguraron que «vemos que nuestro electorado está movilizado». «El escenario es mucho más propicio que en marzo, donde nos quedamos a 4.000 votos del PSOE. Creemos que tenemos posibilidades de recuperar el senador».

Inicio de campaña
Ayer a medianoche empezó la campaña para las elecciones generales del 10 de Noviembre con la tradicional pegada de carteles electorales. Antes, los candidatos pitiusos al Congreso y al Senado se concentraron en Vara de Rey para la también clásica foto de familia. Entre ellos, los candidatos al Congreso y al Senado por el PP, Miguel Jérez y Jacobo Varela.

«Estamos antes unas elecciones en las que la gente puede estar un poco desilusionada porque tenemos que repetirlas, pero esperemos que todo el mundo venga a votar y que piensen que el PP es el único que puede desbloquear esta situación en el país», señalaron.

Noticias relacionadas

Por el PSOE, las candidatas Sofía Hernanz al Congreso y Patricia Abascal al Senado, hicieron una llamada «a la movilización progresista y al voto al PSOE porque este país no puede aguantar más este bloqueo político», dijo Herranz. Por su parte, Patricia Abascal, explicó que esta semana de «intensa campaña» van a «estar muy en contacto con la ciudadanía porque es importante explicarle a los ciudadanos de Ibiza y Formentera que nos jugamos mucho. Incluso más que el 28A, porque hemos visto cómo en algunas comunidades incluso la extrema derecha es capaz de pactar con la derecha y crear el trifachito que lleva a gobernar con recortes.

En Unidas Podemos, el candidato al Senado, Mario Devis, indicó que espera que la formación tenga «más fuerza y representación» esta vez, «para poder hacer un gobierno de izquierdas desde una posición de fuerza, porque tal y como están las cosas de fragmentadas, hay que llegar a coaliciones para poder gobernar». Así, señaló que esperan «poder tirar del PSOE a la izquierda y traer medidas que benefician a la gente».

Por su parte, la candidata número 3 de Ciudadanos al Congreso, Rosalía Moreno, dijo que su partido tiene «es el equilibrio de los partidos que siempre ha habido, PP y PSOE, y somos un partido con mucha fuerza, con cero corrupción y tenemos unas propuestas buenísimas para toda la ciudadania. Además, estamos dispuestos sentarnos, pactar y llegar a grandes pactos de estado que es lo que neceistamos».

Por su parte, el candidato de Vox al Senado, Carlos Torres Mayans, señaló que como afronta esta campaña con «ilusión» y espera poder representar en esta Cámara a las Pitiusas para «llevar la voz de estas islas a Madrid y conseguir cosas que hacen falta».

Patricia de las Heras, candidata al Congreso por este partido se mostró optismista ante las elecciones del 10N y aseguró que «esto pinta muy bien».

Los candidatos al Congreso y Senado de Més Esquerra, Anna Mari Llorens y Josep Antoni Prats señalaron que a modo de protesta, su partido hará una campaña «lo más modesta posible y sin gastar mucho». De hecho, acudieron a la foto de familia sin carteles.