1

Los centros escolares de Ibiza siguen teniendo una asignatura pendiente: la de educación sexual. Así lo dijo ayer Belén Alvite, coordinadora del Centro de Prevención de Conductas Adictivas (CEPCA), al considerar que se llega «muy tarde» a hablar de prevención sexual. «No hay educación sexual en las escuelas y nuestros programas son para Secundaria, cuando se debería empezar desde Infantil y todo iría mejor».

El Consell d’Eivissa lanzó, hace unos años, el programa ‘SEXTIMA’ con el objetivo de informar y sensibilizar a los adolescentes de las Pitiusas para fomentar actitudes responsables que les permitan tener relaciones sexuales seguras y satisfactorias. Sin embargo, para Alvite es un programa «de mínimos» en el que aún «queda mucho por hacer».

Aún así, 3.600 alumnos de la ESO asistieron el año pasado a charlas en las que se trabajó la igualdad y tolerancia, la igualdad de género, la prevención de violencia de género y las buenas relaciones de pareja. «Lo que queremos crear en ellos es una disonancia cognitiva entre lo que creen que piensan y entre su forma de actuar», matizó.

En este sentido, apuntó que durante este curso escolar se quiere ir un poco más allá y se desarrollará una campaña de prevención para evitar las agresiones sexuales a través de carteles, adhesivos para los móviles y pulseras que se distribuirán entre los estudiantes; también posavasos que se repartirán en 150 locales de ocio de la isla con el lema «#NoÉsNo».

Esto viene motivado, en parte, porque la tendencia confirma que las relaciones de pareja cada vez empiezan antes y, como consecuencia, las relaciones violentas también. «Esto cada vez va a más como consecuencia de la socialización de los adolescentes a través de la pornografía», lamentó, sin olvidar remarcar que «no es algo puntual».

Según los datos que manejan, los consumidores más activos son los hombres, pero las chicas cada vez acuden más a la pornografía para aprender prácticas sexuales; «aunque la diferencia entre géneros es brutal», remarcó, dejando claro que no es comparable el consumo de unos y otros.

Además, se está empezando a ver «una especie de masculinización en las chicas en cosas que no eran propias de ellas». Se refirió, así, a un determinado tipo de conducta en locales de ocio más característica de los hombres: «A según qué horas, las chicas entran en bares y les meten mano por todos lados, pero también hay chicos que te dicen que a ellos también».

Actividades

Por otra parte, y con motivo de la celebración el próximo lunes 25 de noviembre del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Dona, el Consell ha organizado para el 5 de diciembre una conferencia bajo el nombre ‘¿Es posible vivir sin violencia sexual conviviendo con la pornografía y la prostitución?’ a cargo de Amelia Tiganus, activista miembro del movimiento abolicionista del País Vasco.

Asimismo, la consellera de Benester Social puntualizó que, para el equipo de gobierno, los menores y las mujeres son «prioridad» en esta legislatura, por lo que apuestan por hacer diferentes campañas de concienciación y visibilización del problema, sobretodo en menores.