Kellys y Treball piden aumentar las inspecciones para «no perder la salud»

Negueruela cree que habría que duplicar la plantilla de inspectores de trabajo a nivel estatal

| Eivissa |

Valorar:
Camareras de piso y Treball se emplazan a una reunión en marzo, que detalle las inspeciones.

Camareras de piso y Treball se emplazan a una reunión en marzo, que detalle las inspeciones.

Arguiñe Escandón

Las Kellys de Ibiza y Formentera, asociación que agrupa a las camareras de piso de las Pitiusas, y el conseller balear de Treball, Iago Negueruela, pidieron ayer un aumento de la plantilla de inspectores de trabajo y de las actuaciones que desarrollan porque, según contaron las profesionales, «no podemos seguir a un ritmo que les hace perder la salud».
Así lo explicó la presidenta de este colectivo en la Pitiusas, Milagros Carreño, que compareció en la rueda de prensa posterior a la reunión que mantuvieron algunas trabajadoras con el representante del Govern, en la sede ibicenca del SOIB.

Tanto Negueruela como las limpiadoras valoraron positivamente la reunión celebrada, la primera tras la huelga que convocaron las kellys en agosto. Ambas partes se emplazaron a una futura cita en el mes de marzo para acabar de diseñar el Plan de Lucha Contra la Precariedad Laboral de la campaña veraniega de 2020.

Carreño agradeció los «muchos esfuerzos» que se han hecho para mejorar sus condiciones de trabajo y confesó que ya se han producido «avances». «Esperemos que haya más inspectores de trabajo, que la verdad es que los necesitamos porque la hostelería está muy precaria», comentó la trabajadora.

«Lo que hemos exigido es que nos quiten carga de trabajo, que obliguen a los empresarios a cumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, solo exigimos eso», subrayó la trabajadora, que advirtió del «riesgo» que sufren por tener grandes cargas de trabajo: «No podemos seguir a este ritmo».

«No perder más tiempo»
La representante sindical añadió que de momento no se plantean seguir con las movilizaciones pero avisó que si su situación no cambia, «seguirán» con las convocatorias porque «no pueden perder más tiempo». «Estamos perdiendo la salud», remarcó.

En relación a la mejora de la salud laboral, Negueruela especificó que el año pasado se hicieron un total de «60 actuaciones en empresas de hostelería, en materia de riesgos hergonómicos» y adelantó que este año «se hará un número mayor de actuaciones en las empresas».

«Se puede hacer una planificación de prevención de riesgos laborales pensando que los trabajadores trabajan ocho horas y luego muchas veces trabajan más. La propia prevención de riesgos y la propia evaluación es incorrecta si se trabajan más horas de las que aparecen en los documentos de la prevención de riesgos. Por tanto, se tienen que casar las horas de trabajo con los esfuerzos que hace la empleada», recalcó.

El conseller también puso deberes a la recién nombrada Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ya que a su entender se debería «duplicar» el número de inspectores de trabajo a nivel estatal, para pasar «de tener más de 1.000 a superar los 2.000 efectivos. La ratio no falla solo en Ibiza, Mallorca o Menorca, sino que hay una ratio estatal de inspectores inferior a lo que debería ser».

EL APUNTE

«Es muy deprimente lo que sucede con el registro de jornada»

Otra de las denuncias de Carreño, es el incumplimiento generalizado en las empresas hoteleras en la implantación del registro de control horario.

«Aquí en Ibiza, hemos hablado con un montón de compañeras y compañeros, y ni se cumple el registro de jornada, ni se pagan las horas extras», aseguró la sindicalista.

De hecho, la trabajadora denunció que «hay hoteles, que hacen fichar a las trabajadores y continúan trabajando. Es muy deprimente lo que está pasando».

Negueruela recordó que el registro de jornada se ha de cumplir y avisó que «será un elemento a controlar»

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.