El Ibisec legaliza las obras que hizo un centro educativo sin pedir permiso

Can Raspalls tendrá que pedir autorización a Sant Josep por los trabajos ya realizados

|

Valorar:
preload
El colegio Can Raspalls, en la imagen, se encuentra en Sant Jordi.

El colegio Can Raspalls, en la imagen, se encuentra en Sant Jordi.

DANIEL ESPINOSA

La Conselleria d’Educació ha decidido legalizar las obras que el colegio de Infantil y Primaria Can Raspalls de Sant Jordi hizo sin el preceptivo permiso municipal y descarta que se tenga que restablecer a su estado anterior. El informe realizado por el arquitecto del Institut Balear de Infraestructuras Educativas (Ibisec) recoge que la obra realizada, tiraron una pared para ganar espacios, es legalizable al tratarse de una obra menor y no resulta necesario proyecto, ni dirección de obra, según aseguraron ayer desde la Conselleria d’Educació.

No obstante, el informe del arquitecto recoge que se tenía que haber pedido la autorización al Consistorio. Desde la Conselleria d’Educació, reconocieron que lo que «se hizo mal fue no pedir el permiso municipal» para las obras en el centro educativo. Ante esta circunstancia, el centro educativo ha de realizar el trámite al Ayuntamiento de Sant Josep para legalizar la obra realizada.

El Ayuntamiento de Sant Josep abrió unas diligencias previas al tener conocimiento de que el centro educativo había realizado las obras, que comprobaron técnicos municipales que se desplazaron al colegio.

Las diligencias se abrieron a la espera de que el Ibisec inspeccionara la obra. La semana pasada acudió el arquitecto del Ibisec de Ibiza al centro educativo para inspeccionar los trabajos realizados.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Sant Josep aseguraron ayer que se mantiene las diligencias previas a la espera del informe del Ibisec y de la petición de legalización.

Las actuaciones acometidas en el centro educativo se realizaron a mediados de noviembre del año pasado y consistieron en tirar una pared, un tabique divisorio, y ganar más espacios para aulas, ya que el centro educativo quiere poner en marcha un nuevo proyecto de metodología de ambientes. La obra en cuestión se abordó en un Consell Escolar donde, además de los padres, estuvieron representantes de las diferentes instituciones, como el Ayuntamiento de Sant Josep que se planteó incluso la posibilidad de pedir un Consejo Escolar extraordinario.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Toniet
Hace 8 meses

Entonces, a ver si lo he entendido: si yo hago una obra menor sin licencia, el Ayto me sanciona (una multa que he de pagar) y, si quiero mantener lo que ya he realizado, he de contratar a un arquitecto/ingeniero para que me realice un proyecto de viabilidad (también lo tengo que pagar y no es barato), pero si esto lo hace la Administración, ¿aquí no pasa nada? Está claro que se ha hecho una montaña de todo esto y, el centro ha obrado "por el bien de la escuela", pero, así nos va en esta isla en materia de construcción. Paseen por vila y, miren todas las plantas bajas de las comunidades y áticos...

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1