Los propietarios de Can Pere Musson defienden que la reforma de la torre se «ciñe a la normativa»

|

Valorar:
preload
Imagen de como se encuentra actualmente la torre de Can Pere Musson.

Imagen de como se encuentra actualmente la torre de Can Pere Musson.

Irene Arango

La propiedad de la finca y la torre de Can Pere Musson, en el municipio de Sant Joan, ha afirmado que enfoca los trabajos de mejora «como un proyecto de mecenazgo para recuperar una zona de gran valor histórico y paisajístico». Asimismo, ha destacado que realizará una inversión económica alta para que se pueda recuperar la finca en su totalidad. De esta manera han contestado a las críticas sobre la forma en la que se han llevado a cabo trabajos en la torre de defensa.

Según ha indicado la propiedad en un comunicado, en diciembre de 2018 presentó la solicitud para acogerse a una ayuda económica del departamento de Cultura, Educación y Patrimonio del Consell de Ibiza destinada al mantenimiento y recuperación de los bienes del patrimonio histórico de Ibiza.

La torre, declarada Bien de Interés Cultural (BIC), estaba en estado de ruina tras su desplome en diciembre de 2016 después de una tormenta. Según han relatado, se redactó el proyecto de reconstrucción de la torre, contemplando la consolidación de la parte original de la pieza remanente y la reconstrucción de su volumen, según la documentación existente. «Todos los elementos proyectados y ejecutados se ciñen al marco normativo que afecta a este tipo de edificaciones», han afirmado,

Además, han destacado que la Comisión del Consell que vela por estos elementos dio el visto bueno al proyecto. La propiedad ha considerado que las decisiones técnicas han sido adoptadas tras una fase de análisis «profundo» de todos los factores que influyen en el sistema constructivo, como un informe geotécnico o arqueológicos. En total, se han realizado consultas a ocho técnicos competentes y «no son el fruto de la opinión aleatoria».

En relación a la fuente de Can Pere Musson, ésta es un Bien Catalogado, destacando la propiedad su valor, aunque el pasado junio un vecino informó sobre «actividades sospechosas» en su entorno con indicios de robo. Así, se observó que la pica había sido despegada, informándose de ello al Ayuntamiento de Sant Joan y al departamento de Patrimonio del Consell. Los propietarios, tras retirar esta pieza, la devolverán a su lugar original cuando no haya peligro.

Sobre el proyecto de construcción de un agroturismo, han afirmado que ya se ha invertid una cantidad «muy considerable» para recuperar íntegramente la finca. «El proyecto respeta la identidad de la finca y pone en valor todos los elementos patrimoniales existentes. De hecho, la propiedad mantiene un contacto regular con las instituciones afectadas para informar del estado de todas las intervenciones realizadas», han añadido.

RECUERDAN QUE ES UNA PROPIEDAD PRIVADA


La propiedad ha anunciado que tomará las medidas necesarias para evitar que gente ajena a la finca y a las obras pueda acceder a ellas, puesto que se trata de un lugar privado.
Así, realizarán mejoras en el cerramiento del perímetro e instalarán cámaras de vigilancia 24 horas. Una vez completadas las obras, la propiedad permitirá el paso al público, tal como establece la ley de elementos patrimoniales.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.