La Policía Nacional libera a tres mujeres que eran explotadas sexualmente

| Eivissa |

Valorar:
Los tres detenidos mantenían a las mujeres encerradas y controladas en un piso del centro de Ibiza donde llevaban a los clientes.

Los tres detenidos mantenían a las mujeres encerradas y controladas en un piso del centro de Ibiza donde llevaban a los clientes.

Agentes de la Policía Nacional de la comisaría de Ibiza han liberado a tres mujeres que eran víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, una actuación policial que también se saldó con la detención de otras tantas personas, dos hombres de 41 y 57 años de origen rumano, y una mujer colombiana de 58 años, acusados de varios delitos.

Según informaron ayer fuentes policiales, la intervención se desencadenó después de registrarse la noche del martes unas llamadas en la Sala del 091. En una de ellas una mujer comunicaba que se estaba produciendo una agresión en una vivienda del centro de Ibiza. Posteriormente, un vecino alertaba de que en la misma vivienda se estaba produciendo una fuerte discusión.

La Policía se desplazó hasta el lugar y las mujeres explicaron que habían llegado desde Sevilla, donde trabajaban como limpiadoras y cuidando niños. Añadieron que una de ellas recibió una oferta de una amiga suya que residía en Ibiza, en la cual les apuntó que iban a ganar una importante suma de dinero, acordando que les dejaría vivir en un piso y que únicamente le tendrían que dar el 40 por ciento de lo que ganasen ejerciendo la prostitución. Las tres mujeres aceptaron la oferta y se trasladaron a la isla.

Al llegar a Ibiza se dirigieron al domicilio facilitado por su ‘amiga’ y una mujer colombiana, -ahora detenida-, comprobando como las condiciones que habían acordado ya no eran las mismas. Así, les obligaba a que las tres residieran en la misma habitación, con una sola cama, a la vez que les indicó que tenían que mantener relaciones sexuales sin utilizar ningún tipo de protección. Al negarse a ello, mantuvieron una fuerte discusión con la ‘amiga’, en la que ésta les dijo que «además del 40 por ciento de las relaciones que mantuviesen, también le tenían que pagar cada una de ellas 350 euros en concepto de alquiler de la habitación».

Tras una semana de convivencia, la supuesta amiga abandonó la casa llevándose parte de las pertenencias de las víctimas y dejándolas en manos de dos hombres de nacionalidad rumana.

Los dos hombres las controlaban, disponían de las llaves de la casa y llevaban a los clientes.

Las mismas fuentes indicaron que el martes se produjo una acalorada discusión ya que los hombres no querían darles comida. Los gritos alertaron a los vecinos. La Policía Nacional liberó a las mujeres y detuvo a los otros tres implicados por sendos delitos de trata de personas, explotación sexual y allanamiento de morada.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Seguro que si
Hace 9 meses

Yo si me lo creo. Como dicen antes, hecha la ley, hecha la trampa. Un contrato de trabajo falso o un contrato de alquiler falso. La policía del aeropuerto no tiene medios para controlar en el momento si el papel que traen es legal y correcto. Vendrán muchos, pero muchos este año de la misma manera para hacer sus vacaciones, estoy seguro.

Valoración:2menosmas

No borrar
Hace 9 meses

Como llegaron hace una semana??? Algo falla. No puedo creer llegasen en confinamiento así como así. Si lo es, también deben ser detenidas.

Valoración:10menosmas

DEMOCRATICO
Hace 9 meses

Pues NO me creo que llegaran hace 3 días, y menos en avión, puesto que se controlan una a una y la que no es residente no entra, luego entra " el cuidado de familiares ", " contrato de trabajo " " ser residente sin estar empadronado" en fin como se suele decir Hecha la Ley hecha la trampa..

Valoración:8menosmas

Y
Hace 9 meses

Como llegaron a Ibiza hace 3 días???

Valoración:13menosmas

Y el casero no sabía nada, claro
Hace 9 meses

Ésta es la gente que viene y paga aquí lo que sea por una vivienda. Claro, el precio, aunque sea muy elevado, no les duele porque no lo pagan ellos, lo pagan las chicas que son explotadas. Y el casero, claro está, no sabía nada de nada o se hacía el tonto y como que no sabía nada, pues lo importante es cobrarlo bien calentito sea como sea sin importar la procedencia del dinerito. Después llega una pareja para alquilar una casa y trabajar decentemente y van y les piden precios inasumibles y con unas condiciones imposibles para un currante, además de fianza y dos o tres meses por adelantado. Y encima toda esta escoria de gentuza malnacida, chuloputas, macarras y delincuentes van a los restaurantes y clubes del glamour y del luxury para derrochar en champán caro el dinero que ganan las pobres mujeres que esclavizan, hacer ostentación de sus fajos de billetes en metálico y que los lamesuelos avariciosos de esta isla les traten de 'señores' y de 'vips'.

Valoración:12menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1