Hay hostales en Sant Antoni que ya están abiertos o se preparan para abrir. | DANIEL ESPINOSA

8

La entrada de Ibiza a la fase 3 a partir de mañana lunes no traerá consigo una apertura generalizada de buena parte de la planta hotelera ibicenca. La presidenta de la patronal Fehif, Ana Gordillo, explicó ayer a Periódico de Ibiza y Formentera que afrontan esta nueva fase de la desescalada «sin ningún cambio a la vista; hasta que no se reactive el movimiento entre las comunidades autónomas y con el extranjero no habrá un gran movimiento en cuanto a aperturas de hoteles. Sí que es cierto que hay algunos establecimientos pequeños y agroturismos que están manejando sus fechas de apertura para finales de junio, pero la mayoría están esperando para julio. El pasar a fase 3 no incentiva a nadie porque el turismo interislas que podamos recibir es prácticamente irrelevante y ya hay algunos establecimientos abiertos que pueden dar servicio a los viajeros de Mallorca, Menorca o Formentera».

La patronal calcula que, por el momento, hay un 5% de hoteles abiertos y no se prevé que esta cifra aumente esta semana que empieza mañana.

Plan piloto
Gordillo afirmó, además, que siguen esperando conocer la programación de vuelos para julio para saber «si vamos a tener turistas o no y cómo se llevará a cabo esta reanudación de la actividad». En este sentido, la presidenta de los hoteleros destacó que es «muy importante» el plan piloto que el Govern quieren llevar a cabo para traer turistas alemanes a Baleares. A Ibiza, en principio y salvo cambios de última hora, llegarían un millar. «Justo esta mañana [por ayer por la mañana] hemos hablado con Rosana Morillo y nos ha comentado que siguen sin tener noticias de Madrid. Se manejaba inicialmente el 15 de junio para este plan piloto, pero aún no sabemos nada y quizá se retrase porque queda poco para el 15 de junio y no sabemos cómo se hará». El objetivo de este plan, según Gordillo, es «demostrar que somos un destino que manejamos la situación y que sabemos controlarla, que somos un destino seguro».

Recurso sanitario
La patronal hotelera ya ha transmitido al Consell d’Eivissa, así como al Govern, la necesidad de que cuando se recupere el turismo exista una infraestructura disponible para albergar turistas sospechosos de coronavirus con el fin de que, ante una sospecha, no tener que poner en cuarentena a todo el establecimiento hotelero como ocurrió en Tenerife. «Esto lo estamos hablando y supongo que no habrá ningún problema. El disponer de este curso supone una garantía para todos los establecimientos hoteleros que quieran abrir; si hay un caso o sospecha que enseguida sea trasladado a un centro especializado y que no se tengan que quedar en el hotel, más que nada por la seguridad de los trabajadores y de los propios clientes. No queremos que pase lo que en Tenerife. Lo que queremos es poder abrir con tranquilidad y con seguridad para trabajadores y clientes. Tenemos que ser conscientes y prudentes».

Una de las opciones que manejan los hoteleros es el viejo Can Misses, donde está ubicada la unidad de media estancia de Ca Na Majora actualmente. Desde el Área de Salud de Ibiza y Formentera explicaron ayer que no se prevé que el antiguo Can Misses pase a destinarse a turistas con sospecha de coronavirus, si bien sí que estaría disponible para este fin el hotel medicalizado que está ubicado en los apartamentos Panoramic-Tropical Garden. Actualmente, este recurso sanitario está inoperativo, pero podría reactivarse en caso necesario. De hecho, tienen un acuerdo con el Govern para ser hotel medicalizado hasta el próximo 15 de julio. Desde el Área de Salud pitiusa afirmaron, además, que están evaluando otras alternativas para dar respuesta a esta necesidad más allá del 15 de julio.

Noticias relacionadas

Las discotecas

El Gobierno afirmó hace semanas que en la fase 3 no podrían abrir las discotecas. Finalmente, ha cambiado de criterio y ayer publicó una orden ministerial por la que se permite a discotecas y salas de baile abrir con un 30% de aforo y sin pista de baile. En el caso de Baleares, la presidenta Armengol dejó claro al Gobierno, en su petición de fase 2 a 3, que no quería que abrieran las discotecas. Tras este cambio de criterio del Gobierno, queda por ver si finalmente Armengol aceptará y autorizará que las discotecas y salas de baile abran con un 30% de aforo y sin pista de baile. La patronal ibicenca Ocio de Ibiza ve altamente improbable que esto pase. «En fase 3, las competencias las tienen las comunidades autónomas y Baleares ha dicho que en fase 3, nada. Nosotros apoyamos lo que dice el Govern porque hay que priorizar la salud. De todas maneras, si nos dejaran abrir en fase 3 no sería rentable con un 30% de aforo y sin pista de baile», afirmó José Luis Benítez, presidente de la patronal Ocio de Ibiza, quien precisó que para que haya rentabilidad en las discotecas de Ibiza tendrían que darse unos aforos superiores al 50%, «más bien entre el 60% y el 70%».

«En Ibiza estamos priorizando la seguridad, que está por encima de todo y con el distanciamiento social obligatorio es imposible abrir discotecas. Por lo tanto, tenemos que esperar y ver si la cosa mejora», explicó Benítez.

En cuanto a si el sector ha tomado ya la decisión definitiva de abrir o no este verano, Benítez apuntó que los empresarios «quieren abrir», pero existe «mucha incertidumbre» por ver cómo avanzan las normas y requisitos de seguridad. «El que piensa en abrir maneja como fecha próxima julio, pero no sabemos si mediados o finales», apostilló. Sobre si es rentable para una discoteca abrir sólo dos meses en verano, Benítez señaló que «llegará un momento en que no sea rentable, pero no sabemos aún cuándo será ese día porque todo cambia muy rápido en estas semanas. Lo que hoy es pesimismo a lo mejor en una semana remonta y cambia completamente. Tenemos que esperar».

Según ha comprobado este periódico con algunos empresarios del sector del ocio nocturno, existe más pesimismo que optimismo en cuanto a las aperturas. La mayoría muestran sus intenciones de abrir, pero no acaban de verlo claro por las incertidumbres sobre el distanciamiento social, entre otras cuestiones. Uno de los que sí habló directamente con este rotativo ayer y prefirió no mantenerse en el anonimato es el dueño de Privilege, José María Echániz, quien afirmó que «por ahora, no pensamos abrir. Al 95% creo que no podremos abrir este verano».

Beachclubs
Los que sí abrirán a partir de esta primera semana de fase 3 son algunos restaurantes de playa con música (o beach clubs). «Los beach clubs no existen. Son restaurantes de playa que ofrecen música. La idea es abrir esta semana porque no tienen pista de baile, tienen restaurante, hamacas y permiso para poner música. Estos negocios pueden abrir a partir de esta semana, es una opción muy válida para Ibiza y me consta que hay algunos que están preparándose ya para abrir en las próximas semanas», concluyó Benítez.