Sant Josep traslada al presidente del Consell la urgencia de mejorar la carretera a Sant Antoni

|

Valorar:
Una imagen previa a la reunión.

Una imagen previa a la reunión.

El alcalde de Sant Josep, Josep Marí Ribas, y el presidente del Consell de Ibiza, Vicent Marí, han mantenido esta mañana una reunión en el Ayuntamiento de Sant Josep celebrada a petición municipal en la que se han tratado las inversiones que desde el consistorio se consideran prioritarias en la red de carreteras de competencia insular. Marí Ribas ha agradecido la rapidez en que el presidente insular ha atendido la petición de mantener este encuentro, que se pidió esta misma semana, a la que acudieron también el teniente de alcalde de Urbanismo, Angel Luis Guerrero, y el consejero insular de Territorio, Mariano Juan.

El alcalde ha expuesto en la reunión que la red viaria principal de Sant Josep hace al menos una década que no «ha recibido ninguna inversión destacable, más allá del estricto mantenimiento», un hecho que «perjudica» la seguridad en la movilidad de la población. Ante esta situación, Marí Ribas ha planteado la necesidad de abordar con urgencia actuaciones que, además, permitan «avanzar hacia un nuevo modelo de movilidad más sostenible».

En esta línea, la delegación del Consell ha puesto sobre la mesa el proyecto de hacer una rotonda a la entrada de Sant Josep, en la intersección de la calle del diputado Josep Ribas con el de Pere Escanellas. Esta actuación se ha visto «con muy buenos ojos» por parte municipal, porque permitiría desviar los vehículos que van en dirección a es Cubells por la calle de Cas Vildu, que el Ayuntamiento tiene previsto reformar. Todo ello, «contribuiría a pacificar» el tráfico en el centro de esta población, según ha valorado Vicent Marí, que ha pedido que el Ayuntamiento haga las gestiones para obtener el suelo necesario para poder ejecutar esta mejora.

Marí Ribas ha puesto sobre la mesa la situación de la carretera Ei-700 en el tramo que va de Sant Josep en Sant Antoni, en el que el equipo de gobierno considera urgente intervenir. Desde el Consell se considera ésta una de las principales inversiones previstas a medio plazo en la red viaria insular, aunque el consejero Juan ha ofrecido la posibilidad de que el Ayuntamiento se adelante construyendo sendas rotondas en las intersecciones con la carretera de ses calas de Poniente y con la carretera de Cala Tarida y Cala Vedella.

«Esto permitiría dar solución a puntos más conflictivos de este trazado», comentó el alcalde, dispuesto a «asumir este proyecto con el compromiso que el Consell le incluirá en la reforma integral de la carretera, con lo que se devolverá la gasto que avanzamos ».

Otra de las demandas que ha expuesto es la conexión de Sant Jordi con Platja d'en Bossa a través de dos pasarelas para peatones y ciclistas. «Esta actuación ya estaba prevista en el proyecto de las autopistas, pero nunca se ha llegado a ejecutar aunque pensamos que no se debe aplazar más», recordó el alcalde.

También en el entorno de Sant Jordi, el alcalde se ha interesado por varios proyectos previstos en el Parque Natural de ses Salines, como el del sendero que debía permitir el soterramiento de más de cuatro kilómetros de tendidos aéreos y por que ha comprometidos 1,8 millones de euros procedentes de los fondos estatutarios. Estas actuaciones se tratarán con más amplitud en un próximo encuentro entre los representantes insulares y del Ayuntamiento.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.