Imagen de archivo de Antoni Marí ‘Carraca’, alcalde de Sant Joan. | Marcelo Sastre

0

El Ayuntamiento de Sant Joan destina una partida de 240.000 euros para ayudas a autónomos y pequeñas empresas del municipio golpeadas por la crisis económica derivada de la pandemia del COVID-19. Las circunstancias actuales han puesto en jaque a buena parte del tejido empresarial de Sant Joan, «afectando en mayor medida a los autónomos y pequeñas empresas. Muchos de los negocios de Sant Joan afrontan estos días con incertidumbre, dado que se trata de una temporada incierta, que ha empezado mal y todavía no sabemos como va a acabar», señaló el consistorio en una nota de prensa.

Por ello, el Ayuntamiento de Sant Joan de Labritja ha decidido seguir ejecutando el Plan de Reactivación Económica y Social que aprobó el pasado 3 de junio. En este sentido, además de las ayudas al alquiler ya anunciadas, se han puesto en marcha dos líneas de ayudas por valor de 240.000€ destinada a los autónomos y pequeñas empresas del municipio.

Esta suma de dinero se compone por la aportación de 120.000€ por parte del Consistorio y de 120.000€ provenientes del Consell d’Eivissa. El alcalde Antoni Marí Marí ha querido agradecer al ejecutivo insular el hecho de que «también mire hacia Sant Joan y que colabore con la recuperación económica de la que, necesariamente, todas las administraciones implicadas deben ser partícipes».

La primera línea de ayudas tendrá un importe máximo de 144.000 € e irá destinada a empresas (ya sean personas físicas o jurídicas) que abran durante más de nueve meses al año.

La segunda línea de ayudas tendrá un importe máximo de 96.000 € e irá destinada a empresas que abran entre cuatro y nueve meses al año